Publicado: 01.01.2014 20:16 |Actualizado: 01.01.2014 20:16

La noche de fin de año se salda en Francia con más de mil vehículos quemados

Es un 10,6% menos que en las celebraciones del año anterior, según el ministro del Interior galo, que lo considera una "baja significativa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 1.067 vehículos fueron incendiados en actos de vandalismo en Francia durante la noche de San Silvestre, un 10,6% menos que en las celebraciones del año anterior, anunció hoy el ministro del Interior, Manuel Valls.

"Es una baja significativa", destacó Valls en una conferencia de prensa para hacer balance de los actos de violencia ocurridos durante la entrada de 2014, en concreto entre las 18.00 horas del día 31 y las 6.00 del día 1. No obstante, admitió que "hay todavía demasiados vehículos quemados" y "esta tradición nefasta persiste".

En el departamento más conflictivo del país, el de Seine Saint Denis, se registraron 80 incendios de vehículos. Insistió en que "no se ha registrado ningún gran fenómeno de violencia urbana" en el territorio francés, algo que dijo que está "en línea con los resultados satisfactorios constatados el resto del año".

A falta de datos definitivos de los doce meses de 2013, señaló que entre enero y noviembre descendió en un 6,3% la cifra de coches que fueron pasto de las llamas en actos voluntarios, lo que significa "el nivel más bajo en seis años". "Estos resultados positivos -reiteró- tienen que ver con la disminución de los disturbios en los barrios más sensibles".

Durante la pasada noche fueron arrestadas 322 personas, de las cuales 217 quedaron bajo custodia en los calabozos de las comisarías de la Policía o de la Gendarmería. El ministro socialista hizo hincapié en que esta Nochevieja hubo "un retroceso en los de delitos" pero reconoció que "esas tendencias favorables no deben incitar al triunfalismo", sobre todo teniendo en cuenta que tres personas fueron asesinadas con armas blancas durante las celebraciones del Año Nuevo.

Se trató de tres hombres de 20, 45 y 31 años, el primero de los cuales recibió una puñalada en el tórax en el jardín del Trocadero de París al tratar de impedir que un grupo de agresores robara a una amiga. Los otros dos fallecieron en peleas, respectivamente en Dannamarie, en Alsacia (noreste), y en una localidad de las afueras de Grenoble (este).

Además, una persona perdió la vida en Alsacia, y tres más resultaron heridas graves al manipular petardos o cohetes, que son también muy utilizados para celebrar la Nochevieja, en particular en el noreste de Francia. Valls explicó que durante la noche de San Silvestre se había desplegado a 53.000 policías y gendarmes y a 36.000 bomberos por todo el país en vista de posibles incidentes. Cinco agentes resultaron heridos, una cifra de nuevo inferior a los 14 del pasado año.