Público
Público

Normalidad en aeropuertos y carreteras colapsadas en Europa

Francia recobra la calma mientras que en Alemania la nieve ha provocado un caos circulatorio. En Bruselas, unos 700 viajeros pasan la Nochebuena en el aeropuerto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los aeropuertos de París funcionan hoy con normalidad, después de que ayer se tuvieran que anular más de 400 vuelos a causa de la nieve y el hielo, mientras una decena de departamentos del noreste de Francia están en alerta naranja por las nevadas y temperaturas muy bajas.

Un portavoz de la Dirección General de la Aviación Civil de Francia (DGAC) explicó que desde el comienzo de las operaciones esta mañana no hay cancelaciones en Charles de Gaulle, donde ayer unas 30.000 personas no pudieron tomar el avión que tenían previsto o lo hicieron con grandes retrasos.

Tampoco hay problemas en Orly, el segundo aeropuerto de la capital, ni en Beauvais, a 110 kilómetros de la ciudad y que utilizan varias compañías de bajo coste como alternativa para viajes a París.

Aeropuertos de París (ADP) consiguió aprovisionarse de líquido para limpiar el hielo de los aviones, cuestión que había estado en el origen de muchas anulaciones ayer en Charles de Gaulle y que fue solucionado con la llegada de cargamentos incluso desde Berlín y desde Estados Unidos en avión.

La prohibición de circulación de camiones ha provocado problemas de abastecimiento

Los servicios meteorológicos mantienen la situación de alerta naranja en una decena de departamentos en las regiones de Alsacia, Franco Condado, Lorena y Borgoña, donde se esperan nuevas nevadas con riesgo de formación de hielo dadas las bajas temperaturas.

En la región de París, y después de las sucesivas prohibiciones de circulación de camiones para impedir bloqueos por la nieve que han causado algunos problemas de abastecimiento o de entregas con retrasos, las autoridades permitían que los transportistas circularan excepcionalmente -para un día festivo- hasta las 12.00 horas.

La compañía ferroviaria francesa SNCF anunció esta mañana retrasos de 30 a 40 minutos para los trenes de alta velocidad Eurostar (que conectan París con Londres) y los Thalys (de París a Bruselas, Amsterdam y Alemania), así como algunas supresiones en esas conexiones.

También había retrasos de dos horas para otros trenes internacionales de líneas con Bélgica, Alemania y Holanda -países particularmente afectados por el temporal de nieve-, y la SNCF tuvo que suprimir o modificar muchos enlaces por huelgas en algunas regiones de Francia.

Las fuertes nevadas caídas durante la Nochebuena en Alemania convirtieron hoy en impracticables las carreteras en buena parte del país, aunque el tráfico ferroviario y aéreo tienden a normalizarse.

La isla de Rügen, en el Báltico, quedó bajo una espesa capa de nieve y el puente que la conecta por tierra quedó cortado, tras el temporal de nieve acompañado de fuertes vientos que azotó el litoral norte del país.

En Aquisgrán, en el suroeste del país, junto a la frontera con Francia, la situación era similar y las autoridades locales optaron por suspender todo transporte público, incluidos los autobuses urbanos.

Con retrasos, la situación de los principales aeropuertos era de normalidad

En todo el país el cuerpo de bomberos tuvo que redoblar los efectivos para liberar de nieve tejados, entre ellos los de algunas iglesias y edificios públicos, por el temor a que se hundieran debido al peso acumulado.

La situación, en cambio, en los principales aeropuertos del país -Fráncfort, Múnich, Berlín y Düsseldorf- era de normalidad, aunque con considerables retrasos, y la tendencia a lo largo de la jornada era de pocas anomalías, en la medida en que el tráfico aéreo del día de Navidad era asimismo restringido.

La compañía de ferrocarriles, Deutsche Bahn, informó de que se esperaba restablecer asimismo el servicio en prácticamente todos los trayectos, incluidos los que ayer y durante la noche quedaron colapsados, como las conexiones entre Berlín y Hannover o Hamburgo.

Entre 500 y 700 personas se han visto obligadas a pasar la Nochebuena en el aeropuerto internacional de Bruselas a causa de los retrasos y cancelaciones de vuelos por la nieve, una situación que empieza a remitir hoy, según informan los medios locales.

En principio, el tráfico aéreo debería normalizarse a lo largo de la jornada, aunque todavía se registrarán algunas complicaciones, ha indicado un portavoz del aeropuerto bruselense.

Hoy, todas las pistas del aeródromo están abiertas, después de que ayer la instalación viese su capacidad muy reducida por las condiciones meteorológicas.

Los problemas obligaron a un buen número de pasajeros a pasar la noche en el aeropuerto, donde la Cruz Roja y el Ministerio de Defensa instalaron cientos de camas y las aerolíneas repartieron comida y bebida.

Mientras, el tráfico por carretera sigue fuertemente perturbado en Bélgica, sobre todo en el sur del país, donde se han concentrado las mayores nevadas.

Las autoridades piden extremar la precaución ante el hielo que cubre algunas vías y las malas condiciones en la red secundaria.