Público
Público

La NSA estudia las relaciones sociales de sus ciudadanos desde 2010

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos recopila información de Facebook, seguros médicos, bancos o compañías aéreas. Esta práctica  anteriormente sólo aplicaba a extranjeros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) ha usado desde 2010 su recolección masiva de datos para crear una serie de gráficos que ilustran las relaciones sociales de algunos estadounidenses, una práctica que anteriormente sólo aplicaba a extranjeros, informó el sábado el diario The New York Times.

La agencia comenzó a permitir en noviembre de 2010 que los datos procedentes de llamadas telefónicas y correos electrónicos que recopilaba se usaran para estudiar los lazos de estadounidenses con sospechosos en el extranjero, según documentos proporcionados al diario por el excontratista de la NSA Edward Snowden.

De acuerdo con uno de esos documentos, un memorando de la NSA de enero de 2011, la agencia recibió autorización para llevar a cabo 'análisis gráficos a gran escala de conjuntos muy grandes de metadatos de comunicación sin tener que comprobar la calidad de extranjero' de cada una de las direcciones de correo o números telefónicos.

Hasta noviembre de 2010, esa práctica se había permitido sólo para vigilar a los objetivos de las agencias de inteligencia en el extranjero, pero la agencia decidió ampliarla para 'descubrir y seguir la pista' a las conexiones entre esos sospechosos fuera del país y los estadounidenses.

La práctica permite a la NSA enriquecer los datos que recopila con materiales de fuentes públicas o comerciales, incluidos códigos del banco, información de seguro médico, perfiles de Facebook, listas de pasajeros en los aviones, registros de votantes o información de localización por GPS, según los documentos.

Varios funcionarios del Gobierno de Barack Obama confirmaron al diario que la NSA emplea tanto con estadounidenses como con extranjeros esa técnica, que permite en ocasiones determinar su localización, identificar a las personas con las que se asocian o a sus compañeros de viajes y conocer otra información personal.

Los documentos no indican que exista ningún límite en el uso de la práctica, que fue justificada por una portavoz de la NSA.

'Toda recolección de datos tiene que incluir una justificación [relacionada con las actividades] de inteligencia extranjera', señaló al rotativo la portavoz, que pidió el anonimato y subrayó que la agencia se centra en 'el antiterrorismo, la lucha contra la proliferación y la ciberseguridad'.

Aseguró que la práctica tiene como base una decisión del Tribunal Supremo de EEUU, en 1979, que determinó que los estadounidenses no pueden tener ninguna expectativa de mantener la privacidad en torno a los números de teléfono que han llamado.

A raíz de esa decisión, el Pentágono y el Departamento de Justicia consideraron permisible crear 'cadenas de contacto' a partir de los metadatos recolectados por la NSA, que incluyen la duración y localización de las llamadas, pero no su contenido.

La revelación forma parte de una serie de documentos filtrados por Snowden, que han causado polémica dentro de EEUU y también en su relación con aliados como México y Brasil, debido al supuesto espionaje de la NSA a sus actividades.