Público
Público

Nueva marcha homófoba en París contra el matrimonio homosexual

Es la tercera concentración en la que los franceses le piden a Hollande que retire una de sus promesas electorales. Los diputados franceses votarán la ley el próximo martes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Algunos franceses se han manifestado hoy en París en una nueva marcha homófoba para pedir al Gobierno que retire el proyecto de legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo que se votará el próximo martes.

Se trata de la tercera manifestación en la capital francesa contra la ley de matrimonio homosexual, una de las promesas electorales del presidente, François Hollande. En esta ocasión, al rededor de 300.000 personas según fuentes policiales, protestaron contra la promesa que hizo Hollande a este colectivo que consistía en igualar los derechos legales de las parejas del mismo sexo.

'Hollande retira tu proyecto', 'Un niño necesita un padre y una madre' o 'Un niño, ni se alquila ni se vende', son algunos de los lemas que portaban las pancartas de la manifestación.

'Hay que decirle al Gobierno que la mayoría de los franceses se opone a que los homosexuales puedan adoptar, que eso va a acabar con nuestra idea de familia', asegura Xavier, un estudiante marsellés que afirma haber participado en las anteriores marchas.

Muchos de los participantes acudieron en familia, como Laurence, madre de tres niños, que consideró que 'no se puede dejar a nuestros hijos la herencia de una familia sin valores'.

Algo más de 1.000 agentes se ocupan de la seguridad de la protesta, ante la sospecha de que en ella hay grupos de extrema derecha que podrían provocar actos violentos al final de la misma.

La manifestación tiene lugar a dos días de que, previsiblemente, la mayoría de izquierdas del Parlamento apruebe la legalización de las bodas entre personas del mismo sexo.

Los participantes aseguran que la adopción de la ley no detendrá el movimiento y señalan que continuarán protestando en la calle tras su aprobación. De hecho, ya han previsto una nueva marcha para el próximo día 5, víspera del primer aniversario de la elección de Hollande, y una más el 26 de mayo, día de la madre.

Los favorables al matrimonio homosexual, por su parte, se concentraron en la plaza de la Bastilla para denunciar el incremento de la homofobia ligado al debate sobre el matrimonio homosexual.

En la concentración había menos gente que la de los contrarios al proyecto gubernamental, pero los organizadores insistieron en que había más personas de las esperadas.