Público
Público

Nueva orden de arresto por violación contra el fundador de Wikileaks

El fundador de Wikileaks ya fue perseguido por la fiscalía sueca en el mes de agosto después de publicar el 'Diario de la guerra de Afganistán'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La fiscalía sueca ha vuelto a ordenar esta mañana el arresto  del fundador de Wikileaks, Julian Assange, para ser interrogado por un supuesto caso de violación.

En agosto, después de que la organización publicara el 'Diario de la guerra de Afganistán', Assange se enfrentó también a estas acusaciones pero el caso se cerró por falta de pruebas.

La fiscal general, Marianne Ny, explicó que la razón de la orden viene después de que el caso se haya reabierto y que su propósito es tomar declaración a Assange. 'La razón de esta orden es porque necesitamos interrogarlo. Hasta ahora no hemos sido capces de reunirnos con él para un interrogatorio', dijo en un comunicado en la página web de la fiscalía.

Coincidencia o no, Assange encabeza estos días la lista de la revista Time para ser nombrado personaje del año. Wikileaks, en 2010, ha publicado numerosos documentos sobre las prácticas de EEUU en Afganistán e Irak que ponen en evidencia las cuestionables técnicas y operaciones ordenadas por el Pentágono contra civiles.

La cuerda se empezó a tensar con la publicación en mayo de un vídeo filtrado por un militar estadounidense en Irak. Las imágenes mostraban un helicóptero militar disparando a un grupo de civiles, entre los que había un cámara de Reuters que fue asesinado.

Ya a finales de julio vinieron los 75.000 documentos sobre Afganistán (a los que deberían seguir otros 15.000 que la organización se reservó para proteger la identidad de las personas que aparecían en ellos).

Pero el pasado mes de octubre, Wikileaks volvió a la carga con una filtración masiva de informes sobre Irak que mostraba cómo EEUU hizo la vista gorda en las torturas a iraquíes y en la matanza de civiles en los puntos de control.

Assange siempre ha defendido su inocencia en el caso de violación y dijo que estaba preparado para este tipo de situaciones de las que culpa directamente al Pentágono.

Como es natural, EEUU se ha mostrado muy incómodo por las filtraciones hechas a la web y ha pasado por varias etapas.

La ONU exigió a EEUU que investigara los casos de torturas en Irak Desde el Pentágono se ha tratado de restar importancia a los documentos porque 'no son nada que no se conociera', se ha acusado a Assange de poner en riesgo a los militares y civiles en Afganistán e Irak, y hasta ha tratado de buscar la manera para ilegalizar Wikileaks.

El grado de preocupación por las consecuencias de las filtraciones ha llegado al punto de que la Casa Blanca creó un equipo especial para intentar minimizar el impacto de las publicaciones.

Pero después de publicar los informes sobre Irak, la presión hacia EEUU ha ido en aumento. La ONU emitió un comunicado a finales del mes pasado exigiendo a Washington una investigación.