Público
Público

Las nuevas lluvias complican la ayuda a las víctimas en Pakistán

Las inundaciones han dejado aisladas a regiones enteras de norte a sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las lluvias que azotan Pakistán están complicando las labores de ayuda para los 14 millones de afectados por las inundaciones sufridas de norte a sur del país. Una presa se ha agrietado mientras otras dos están a su máximo nivel en la provincia de Sindh, en el sur del país. Las peores inundaciones en la zona en 80 años han causado la muerte de 1.600 personas.

Las autoridades pakistaníes han pronosticado lluvia para, al menos, hoy y mañana declarando la alerta por inundaciones inminentes. 'La situación se está complicando. Está lloviendo de nuevo y eso limita el reparto de la ayuda', dijo ayer el portavoz del Programa de Alimentos de la ONU, Amjad Jamal.

'Imploro a la gente que abandone las zonas bajo amenaza, suplicó ayer el primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, tras supervisar las tareas de asistencia a los damnificados en el distrito de Sukkur, en Sindh.

Los helicópteros no pueden volar por culpa del mal tiempo en la zona

Muchos helicópteros de ayuda humanitaria han tenido que quedarse en sus bases por culpa del mal tiempo. Los helicópteros resultan básicos para llegar a las zonas en las que las inundaciones han dañado o destrozado la mayoría de los puentes cortando los canales para llevar la ayuda. Sólo en la región del valle del Swat, en el norte del país, se han quedado sin 29 puentes.

'La situación es mala, especialmente en el valle del Swat, ya hemos avisado a la gente que vive en zonas a baja altura que deje sus casas', dijo Adnan Ahmed, portavoz de las autoridades locales.