Publicado: 13.11.2016 00:20 |Actualizado: 13.11.2016 18:31

Colombia y las FARC firman un nuevo acuerdo de paz en La Habana

Un mes después de la inesperada victoria del 'no' en el plebiscito, las partes han logrado un documento que incorpora buena parte de las aportaciones de los sectores que rechazaron el acuerdo inicial apenas días después de su firma.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Un grupo de personas se reúne para celebrar el nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC en la Plaza de Bolívar de Bogotá (Colombia)./ EFE

El jefe negociador del ejecutivo colombiano, Humberto de la Calle.

BOGOTÁ.- El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron este sábado en La Habana un nuevo acuerdo con el que confían desbloquear el proceso de paz puesto que contiene un nivel de consenso mayor que el pacto inicial, rechazado por el pueblo colombiano en el plebiscito del 2 de octubre.

Un mes y diez días después de ese varapalo, las partes lograron un documento que incorpora buena parte de las aportaciones de los sectores que rechazaron el acuerdo inicial apenas días después de su firma, pero que "no sacrifica" el espíritu de aquel histórico pacto, según el jefe negociador del Gobierno, Humberto De la Calle.



"Atendiendo el clamor de los colombianos por concretar su anhelo de paz y reconciliación hemos alcanzado un nuevo acuerdo final", señala un comunicado de las partes leído en la capital cubana, que ha sido sede de los diálogos de paz durante los últimos cuatro años.

El nuevo documento, producto de nueve días de largas e intensas negociaciones en La Habana, fue firmado por los jefes negociadores del Gobierno, Humberto de la Calle, y la guerrilla, Iván Márquez (alias de Luciano Marín Arango), en presencia del ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez. Las partes renegociaron un total de 57 puntos, concretados en las últimas semanas durante el proceso de diálogo político que el Gobierno colombiano abrió con los sectores que defendieron el "no" en el plebiscito.

Sin embargo, el exmandatario Álvaro Uribe, uno de los principales exponentes del "no", pidió al presidente Juan Manuel Santos que el nuevo acuerdo sea presentado a la oposición y a las víctimas del conflicto armado antes de darlo como "definitivo".

Antes de publicarse los cambios concretos que introduce este documento respecto al anterior, el jefe negociador del Gobierno avanzó algunas inclusiones relevantes, entre ellas que durante el término de la dejación de armas las FARC presentarán un inventario de su patrimonio para destinarlo a indemnizaciones a las víctimas.

El nuevo acuerdo elimina la incorporación del pacto a la Constitución colombiana e incluye la mayoría de las aportaciones formuladas al capítulo de la Jurisdicción Especial para la Paz, entre las que resalta la concreción de las características y mecanismos de la restricción efectiva de la libertad. De esa forma se fijan los espacios de restricción de libertad para los responsables de delitos de sangre que cooperen con la Justicia.

En el nuevo texto se definen los "espacios concretos en donde deben estar los sancionados durante la ejecución de la pena" así como el tamaño específico que tendrán, que será el mismo de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN), los puntos donde se reunirán las FARC como paso previo a su desmovilización.

Asimismo define qué se entiende por enfoque de género, incluye un principio de respeto a la igualdad y no discriminación y establece "el compromiso de respetar el principio de sostenibilidad de las finanzas públicas" a la hora de aplicar el acuerdo. El documento precisa asimismo la forma en que las FARC cooperarán en la lucha contra el narcotráfico.

"Dije que el acuerdo del 26 de septiembre era el mejor acuerdo posible (...). Hoy con humildad reconozco que este acuerdo es mejor", aseveró tras la firma del acuerdo Humberto De la Calle, quien destacó que concretar el nuevo pacto conllevó "un ejercicio leal de democracia y diálogo" y confió en que "la base de apoyo que recoja lo haga más sólido". También consideró que "no hay más tiempo que perder" y resaltó que los negociadores del Gobierno están convencidos "de que este documento señala caminos viables y posibles para acabar con tantas décadas de conflicto en Colombia".

Mientras, Iván Márquez, el jefe negociador y número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguró que en el nuevo pacto la guerrilla ha cedido hasta los "límites de lo razonable y aceptable" y pidió que su firma en La Habana inicie la construcción del "país de la concordia". "De nuestra parte hemos cedido, incluso extendiendo las fronteras que nos habíamos trazado, desplazándolas hasta los límites de lo razonable y aceptable para una organización político-militar cuyas armas no fueron vencidas", afirmó.

Las partes negociadoras han invitado "a toda Colombia y a la comunidad internacional, siempre solidaria en la búsqueda de la reconciliación, a acompañar y respaldar" el nuevo pacto "y su pronta implementación para dejar en el pasado la tragedia de la guerra" pues, coinciden,


Las negociaciones de La Habana, auspiciadas por varios países, han sido seguidas por las redes sociales, donde los principales protagonistas anunciaban los avances de los acuerdos durante estos quince días de intensas negociaciones. Es el caso del Equipo negociador del Gobierno colombiano, liderado por Humberto de La Calle, o los mensajes que enviaba Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC en estos encuentros.

Cronología de un acuerdo

El nuevo acuerdo de paz culmina un proceso de negociaciones para encontrar una solución al pacto previo, que fue rechazado en plebiscito por los colombianos el pasado 2 de octubre. Esta es su principal cronología:

- 26 septiembre: El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", firman en Cartagena el acuerdo de paz en presencia de numerosos jefes de Estado y líderes de organismos internacionales.

- 2 octubre: Los colombianos rechazan el acuerdo de paz en un referéndum. La opción del "no" gana con 6.431.376 votos (50,21%), frente a los 6.377.482 (49,78 %) del "sí".

- Santos convoca un diálogo nacional y ordena a sus negociadores de paz que viajen a La Habana para informar a las FARC sobre esa medida.

- "Timochenko" afirma en La Habana que las FARC mantienen "su voluntad de paz" y su "disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro".

- El expresidente colombiano Álvaro Uribe, líder de la oposición al acuerdo de paz, se declara dispuesto a aportar a "un gran pacto nacional" como el propuesto por Santos.

- 3 octubre: Santos ratifica en el cargo al jefe del equipo negociador de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, y lo nombra junto con los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa, interlocutor con la oposición para reconducir la negociación con las FARC.

- 4 octubre: Santos prorroga hasta el 31 de octubre el alto el fuego bilateral con las FARC vigente desde el 29 de agosto, que había quedado sin sustento legal tras el rechazo al acuerdo de paz.

- 5 octubre: Santos se reúne por separado con Uribe y con el también expresidente Andrés Pastrana para explorar vías de acuerdo tras el triunfo del "no" en el plebiscito. Los exmandatarios plantean "ajustes" para conseguir un "nuevo acuerdo de paz".

- Miles de universitarios participaron en la "Marcha del silencio" en Bogotá para respaldar el acuerdo de paz.

- 6 octubre: Delegados del Gobierno y promotores del "no" se reúnen en Bogotá y Santos pide "celeridad y buena voluntad" para destrabar el proceso de paz.

- 7 octubre: El presidente de Colombia es galardonado con el Premio Nobel de la Paz por sus "decididos esfuerzos" para conseguir la paz del país tras 52 años de conflicto armado. Santos afirma que recibe el premio "a nombre de todos los colombianos" y especialmente de "los millones de víctimas" del conflicto.

- 12 octubre: Uribe entrega a los delegados del Gobierno un documento de su partido, el Centro Democrático, con propuestas para modificar el acuerdo con las FARC.

- Unos 10.000 colombianos, entre ellos indígenas, víctimas del conflicto armado y estudiantes, participan en Bogotá en la "Marcha de las flores" en apoyo a la paz.

- 13 octubre: Santos prorroga hasta el 31 de diciembre de 2016 el alto al fuego bilateral.

- El grupo de trabajo de Pastrana entrega a los delegados del Gobierno un documento de 15 hojas con objeciones y propuestas para ajustar el acuerdo de paz.

- 16 octubre: Uribe pide un "acuerdo ya" pero que contenga "modificaciones de fondo" con respecto al texto firmado el 26 de septiembre.

- 22 octubre: Los negociadores del Gobierno y las FARC inician en La Habana un diálogo para buscar un "nuevo acuerdo".

- 23 octubre: El presidente de Colombia asegura que su Gobierno ha recibido 445 propuestas de diferentes sectores para hacer cambios, ajustes y precisiones al acuerdo de paz.

- 24 octubre: La Corte Suprema de Justicia pide a Santos que sean jueces colombianos los que integren el Tribunal Especial para la Paz y que la justicia transicional dure como máximo diez años.

- 28 octubre: Santos afirma en una entrevista con Efe que el nuevo acuerdo de paz con las FARC puede estar concluido a fines de noviembre y no descarta convocar otro plebiscito para refrendarlo.

- 29 octubre: Al reunirse con negociadores del Gobierno, Uribe asegura "que se abren posibilidades para construir opciones" de modificar el acuerdo de paz.

- 3 noviembre: Santos ordena prolongar las negociaciones con los representantes del "no" para alcanzar un consenso que permita destrabar el proceso.

- 4 noviembre: El jefe de Observadores Internacionales de la Misión de la ONU en Colombia, general Javier Pérez Aquino, anuncia que el mecanismo de verificación del alto el fuego bilateral del Gobierno y las FARC comenzará el 7 de noviembre.

- 5 noviembre: Santos, asegura que las propuestas de modificación del acuerdo de paz presentadas por los opositores fueron condensadas en 57 ejes temáticos que se discutirán con la guerrilla.

- 7 noviembre: La ONU comienza la verificación del alto el fuego y de hostilidades.

- Santos anuncia que los equipos negociadores han logrado en La Habana avances importantes en las discusiones sobre reforma rural, lucha contra las drogas y reparación a las víctimas.

- 12 noviembre: Un portavoz de las FARC afirma que las partes harán un anuncio en La Habana sobre un nuevo acuerdo de paz.