Público
Público

El nuevo Gobierno irlandés plantará cara a Bruselas

El futuro primer ministro, Enda Kenny, ha confirmado que pretende reorganizar las condiciones impuestas por el FMI y la UE para salvar las finanzas del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea está acostumbrada a que le lleguen malas noticias de Irlanda. El futuro primer ministro, Enda Kenny, ha confirmado que su Gobierno peleará para renegociar las onerosas condiciones que le impusieron la UE y el FMI para salvar las finanzas del país. Kenny no tiene ninguna duda de que fue 'un mal acuerdo para Irlanda y para Europa'.

Además de las referencias de costumbre a la cooperación con Bruselas, Kenny mandó un aviso claro. No va a ser tan sumiso como el anterior Gobierno del Fianna Fáil, que ha pagado con una derrota histórica su desastrosa gestión. 'Queremos restaurar nuestro orgullo en casa y en el extranjero', dijo Kenny.

Su partido se tomará un tiempo para decidir si gobierna en solitario sin mayoría absoluta o si llega a un pacto estable con el segundo partido, el de los laboristas.

El escrutinio de las elecciones en Irlanda es un proceso lento y laborioso que, sumados los recursos, puede durar días. Los votantes marcan también una segunda opción que sirve para asignar el último escaño de la circunscripción. Al cierre de esta edición, se habían adjudicado 150 de los 166 escaños.

El Fine Gael iba en camino de llegar a 78 escaños. Sumados los posibles 38 de los laboristas, eso le daría una cómoda mayoría en el Parlamento. Pero tiene la opción de gobernar en solitario con el apoyo de diputados independientes, de los que habrá cerca de 20 en la Cámara.

Uno de ellos ya anunció que está trabajando para que la mitad de ellos forme un grupo con el que negociar en bloque con el Fine Gael.

Será la primera decisión importante que deberá tomar Kenny, un político que nunca ha impresionado por su inteligencia o carisma en su larga carrera. Fue elegido diputado por primera vez en 1975 y es el líder del Fine Gael desde 2002.