Público
Público

El nuevo heredero saudí es todavía más integrista

El príncipe Nayef se perfila como sucesor de su difunto hermano Sultán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un conservador entre los conservadores, incluso para los estándares de la retrógrada Arabia Saudí. Así es descrito el que será nuevo heredero de la monarquía absolutista árabe más poderosa del mundo, el príncipe Nayef bin Abdelaziz, tras la muerte de su hermano, el príncipe Sultán.

Según un comunicado oficial del reino saudí, el príncipe Sultán falleció 'en la madrugada de ayer en el extranjero, a causa de una enfermedad'.

Nayef se opone a que las mujeres saudíes voten o puedan conducir

El impreciso anuncio no ha causado una gran sorpresa, ya que el heredero de la dinastía Al Saud, de unos 86 años de edad, enfermó hace años de un cáncer de colon que finalmente le ha costado la vida. Pero su fallecimiento ha coincidido con la enésima intervención quirúrgica del rey Abdalá, lo que ha disparado los rumores sobre la sucesión del monarca octogenario, que gobierna el país desde hace seis años.

El príncipe Nayef, ministro de Interior desde 1975 todo un récord mundial y nombrado viceprimer ministro en 2009, pasa a ser ahora el primero en la línea sucesoria y, por tanto, el candidato más probable a ser elegido por el Consejo de Lealtad como el próximo rey saudí.

Igual que el predecesor de Abdalá, el monarca Al Fahd, y el príncipe heredero fallecido, Sultán, Nayef es uno de los siete hijos de Hassa bint Ahmad al Sudairi, la esposa más influyente del fundador del país, conocido como Ibn Saud. Los Siete de Sudairi, como se les conoce, son la rama más poderosa de la dinastía de los Al Saud.

De unos 78 años, es partidario de la corriente extremista wahabí del islam

Sin embargo, mientras que el príncipe Sultán era considerado un gran aliado de EEUU y un modernizador, su hermano menor Nayef representa el polo opuesto. Tras los atentados del 11-S, el ministro de Interior saudí puso en duda la participación de saudíes en los ataques terroristas y la presencia de seguidores de Osama bin Laden en el reino árabe.

Partidario de la corriente wahabí más extremista del islam, Nayef se ha opuesto de forma rotunda a la concesión de derechos básicos a las mujeres saudíes. Impidió el voto femenino en las elecciones municipales de hace un mes, alegando que era 'demasiado pronto', y reprendió a un miembro del Consejo de la Shura por plantearse levantar el veto de conducción a las saudíes.

Condolencias de EEUU

EEUU ha expresado sus condolencias a la Casa Real saudí por la muerte del príncipe Sultán, que ostentaba el cargo de ministro de Defensa desde hacía 48 años, y ha reafirmado su apoyo al régimen fundamentalista.

'El príncipe heredero fue un gran líder y un buen amigo de EEUU durante muchos años, igual que un defensor incansable de su país', dijo la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, durante una visita a Tayikistán. Pese a su muerte, recalcó Clinton, los lazos de Washington con Arabia Saudí son 'fuertes y duraderos'.

Como ejemplo, está la cooperación militar. Mientras el príncipe Sultán ostentaba la cartera de Defensa, Arabia Saudí gastó miles de millones de dólares en armamento estadounidense para modernizar su Ejército.