Público
Público

El nuevo presidente argentino quiere cercar a Venezuela en Mercosur y romper el memorando con Irán

Mauricio Macri solicitará la aplicación de la cláusula democrática contra Caracas en Mercosur por la "persecución a opositores" y derogará el acuerdo con Irán sobre el atentado contra AMIA en el 94, que investigaba el fiscal asesinado, Alberto Nisman

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

El nuevo presidente electo de Argentina, el conservador Mauricio Macri, durante su primera rueda de prensa tras la victoria en segunda vuelta sobre el oficialista Scioli.- REUTERS/Enrique Marcarian

BUENOS AIRES.- Mauricio Macri, presidente electo de Argentina, ha perfilado las líneas generales que marcarán su Gobierno tras doce años de kirchnerismo en el país. Durante su primera rueda de prensa, al imponerse en la segunda vuelta con el 51,4% de los votos [menos de tres puntos más que el peronista Daniel Scioli] , el candidato de Cambiemos se centrará en profundas reformas económicas, para las que ultima un Gabinete con seis ministros, además de un cambio en el plano de las relaciones internacionales.

Macri pretende derogar el memorándum de entendimiento con Irán para esclarecer el atentado contra la mutualista judía AMIA, que causó 85 muertos en 1994, y aislar a Venezuela en Mercosur aludiendo la aplicación de la cláusula democrática por la "persecución" a los opositores y "la libertad de expresión".

El presidente electo, que tomará posesión del cargo el 10 de diciembre, se estrenará en el plano internacional en la próxima cumbre de Mercosur, el 21 de diciembre, en Asunción. "Es evidente que corresponde que se aplique esa cláusula porque las denuncias son claras, son contundentes, no son un invento", ha subrayado hoy el líder de Cambiemos.

Macri es felicitado por Tintori, esposa del encarcelado líder de la oposición venezolana Leopoldo López,en Buenos Aires, Argentina.- REUTERS

Según apunta, la situación que vive Venezuela bajo el Gobierno de Nicolás Maduro no se corresponde "con el compromiso democrático que hemos asumido todos los argentinos". Sus alusiones durante la campaña a las encarcelaciones de opositores al Gobierno de Caracas han sido claras, especialmente al caso de Leopoldo López. De hecho, la esposa de López, Lilian Tintori, acudió durante la noche electoral al cuartel general de Cambiemos en Buenos Aires.

La cláusula democrática prevista en el Mercosur ─integrado por Argentina, Venezuela, Brasil, Paraguay y Uruguay- establece la posibilidad de suspender a un Estado miembro ante la ruptura del orden democrático en virtud del Protocolo de Ushuaia, suscrito en 1998, que contempla que sólo puede aplicarse por consenso.

Memorando con Irán

En la misma rueda de prensa, Macri ha señalado que la firma del acuerdo con Irán fue rechazado por las comunidades judías argentinas y denunciado ante la Justicia por supuesta inconstitucionalidad, y que "no ayudó en esto de unir a los argentinos y mostrarnos coherentes ante el mundo".

El pacto, rubricado entre Argentina e Irán en enero de 2013 y convertido en ley poco después por el Congreso argentino, no entró nunca en vigor al no ser aprobado por el Parlamento iraní.

La causa judicial por supuesta inconstitucionalidad del memorándum de entendimiento está en manos de la Cámara de Casación Penal, máxima instancia penal de Argentina, que ha demorado un par de veces la sentencia.

El acuerdo fue duramente criticado por el fiscal especial del caso AMIA Alberto Nisman, fallecido en enero pasado en circunstancias aún por aclarar, quien denunció a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por supuesto encubrimiento a los iraníes sospechosos de perpetrar el atentado a través del memorándum. La querella fue definitivamente desestimada por la Justicia en mayo pasado.

Brasil, primera visita oficial

En su agenda inmediata, antes de tomar posesión, un viaje a Brasil se coloca como prioridad de su política internacional. Macri fue felicitado anoche por la presidenta brasileña, Dilma Russeff, quien en los últimos años había tejió una fuerte amistad con la presidenta saliente argentina, Cristina Fernández. De hecho, durante la campaña recibió en Brasilia al oficialista Scioli, quien aseguró que la mandataria le había expresado apoyo a su candidatura.

El nuevo presidente electo de Argentina conversó durante unos diez minutos por teléfono con la presidenta de Brasil y le aseguró a Rousseff, según las fuentes consultadas, que durante su Gobierno desea "darle una nueva vitalidad al Mercosur" y mantener una "fluida y dinámica" relación con Brasil.

Propuestas económicas sin definir

Las primeras palabras de Macri tras su victoria han sido que pretende  "gobernar para todos" y dejar atrás la división política que sacude a la sociedad argentina. "Ya probamos demasiado enfrentados, queriendo focalizar en las diferencias. En esa línea voy a trabajar desde el primer día", apuntó.

El presidente, que llegará a la Presidencia con minoría parlamentaria, adelantó su intención de dialogar con el peronismo, la primera fuerza de oposición, para poner "al país en marcha", lo que "no significa que ellos se integren en nuestros equipos de gobierno", puntualizó.

Su proyecto de Gobierno se centra en reformas económicas, aún por concretar, aunque el mensaje ha sido claro con la conformación de un equipo integrado por los seis ministros de Trabajo, Hacienda y Finanzas, Agricultura, Producción, Energía y Transporte. El objetivo: "que el mundo sepa que los argentinos somos previsibles, en cualquier circunstancia", afirmó.

Además, anunció que hará una revisión de las cuentas públicas porque "Argentina no tiene un sistema de información creíble y confiable". También reiteró su intención de levantar el llamado "cepo" sobre el cambio de divisas y adelantó que "habrá un único tipo de cambio (entre el peso y el dólar) y que el Banco Central intervendrá para que esté administrado".