Publicado: 12.05.2015 09:40 |Actualizado: 12.05.2015 19:06

Un nuevo terremoto de 7,3 sacude la zona más castigada de Nepal

El epicentro se ha producido al noreste de Katmandú, donde el pasado 25 de abril se produjeron más de la tercera parte de las 8.000 víctimas registradas hasta ahora por el anterior seísmo. El temblor deja más de 50 muertos y unos 1.100 heridos

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Equipos de rescate inspeccionan un edificio derruido en Katmandú. - REUTERS

Equipos de rescate inspeccionan un edificio derruido en Katmandú. - REUTERS

KATMANDÚ.- Apenas dos semanas después del terremoto que causó más de 8.000 muertos en Nepal, un nuevo seísmo ha sacudido este martes al pequeño país del Himalaya. Con una magnitud de 7,3, el epicentro se ha situado esta vez a 18 kilómetros al sureste de la localidad de Kodari, según Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). En el lapso de una hora se han producido hasta seis réplicas, todas de más de 5 de magnitud. Según las estimaciones del Gobierno nepalí, el nuevo terremoto ha dejado más de 50 muertos, además de cerca de 1.100 heridos y el derrumbe de numerosos edificios.

Los temblores también se han sentido en el norte de la India, donde han muerto 17 personas, la mayoría de ellas en el Estado de Bihar, y en Bangladesh. El terremoto ha afectado sobre todo al distrito de Sindhupalchok, en la zona noroeste de Katmandú, el área más devastada por el seísmo del pasado 25 de abril y donde murieron más de la tercera parte de las víctimas.

Miles de personas se echan a la calle para protegerse del posible derrumbe de los edificios que ya quedaron dañados en el anterior terremoto

La mayoría de los fallecidos este martes se encontraban en el distrito de Dolaja y Sindhupalchok. También se han producido muertos en Katmandú, Ramechhap, Sindhuli, Lalitpur, Sunsari, Rautahat, Sarlahi y Dhanusha. El temblor ha provocado el cierre del aeropuerto internacional de Katmandú durante dos horas. Los vuelos procedentes de otros países han sido redirigidos a otros aeródromos y los vuelos que iban a salir de la capital han sido retrasados.



Tras el potente terremoto, el primer ministro nepalí, Sushil Koirala, ha hecho un llamamiento a la calma. El jefe del Gobierno, que ha presidido una reunión de un gabinete de crisis este martes por la tarde, ha pedido a todos los nepalíes que apoyen a los equipos de salvamento y rescate. "Todos los mecanismos estatales se han movilizado en Katmandú y en los distritos más afectados para rescatar y ayudar a las víctimas del terremoto", ha dicho.

En Katmandú, miles de personas se han echado a la calle para protegerse del posible derrumbe de los edificios que quedaron dañados en el anterior terremoto. Algunos de ellos, que habían quedado en condiciones precarias, han terminado por derrumbarse este martes.

Mapa del epicentro del terremoto de 7,3 en Nepal. USGS

Mapa del epicentro del terremoto de 7,3 en Nepal. USGS

Todos los españoles, localizados

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha informado de que el Gobierno tiene localizados a los 152 españoles que se encuentran en el país asiático, incluidos los 40 que están en la zona de Pokhara y que ha podido contactar con todos ellos. "Gracias a Dios no tenemos ningún disgusto", ha dicho.

Nepal aún trata de recuperarse del terremoto del pasado 25 de abril que ha causado más de 8.000 muertos, 15.000 heridos y medio millón de viviendas destruidas o dañadas. A estas cifras hay que sumar los daños a centros educativos e instalaciones sanitarias, que han sido golpeadas en más de un 80 % en los quince distritos en que causó mayores estragos.

El nuevo terremoto ha llegado "justo cuando la gente comenzaba a sentirse segura", comenta una cooperante

Gemma Gillie, una cooperante de Save The Children, ha lamentado que el nuevo seísmo ha llegado "justo cuando la gente comenzaba a sentirse segura". Gillie ha relatado a la cadena británica BBC desde Katmandú que el temblor se ha sentido como "si fuera a durar para siempre". "No puedo ni imaginar cómo se sienten los nepalíes que se han visto afectados por esto", ha afirmado.

Las autoridades nepalíes en colaboración con organismos internacionales tratan de llevar ayuda a familias en las zonas del Valle de Katmandú, donde se produjeron la mayor parte de las víctimas contabilizadas hasta el momento, y de hacer llegar alimentos y apoyo médico a las zonas más alejadas.

El Gobierno nepalí ha creado un fondo de reconstrucción dotado con 2.000 millones de dólares, para los que ha solicitado una aportación internacional de otros 1.800 millones. El del 25 de abril fue el terremoto de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región del Himalaya en una década desde que en 2005 otro seísmo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira.