Publicado: 09.07.2016 18:33 |Actualizado: 09.07.2016 18:33

Nuevos ataques a policías en Misuri y Georgia tras la matanza de Dallas

Las autoridades evitan relacionar los sucesos con las muertes de dos hombres negros a manos de agentes blancos a principios de semana.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:
Un memorial reza 'Police Lives Matter Dallas'  (las vidas de los policías importan)en el lugar donde Micah Johnson disparó a doce agentes de policía/REUTERS/Shannon Stapleton.

Un memorial reza 'Police Lives Matter Dallas' (las vidas de los policías importan)en el lugar donde Micah Johnson disparó a doce agentes de policía/REUTERS/Shannon Stapleton.

WASHINGTON.- Dos policías han sido víctimas de emboscadas en los estados de Misuri y Georgia después de que el jueves por la noche un ex soldado estadounidense matara a cinco agentes e hiriera a otras nueve personas en Dallas (Texas).

En Valdosta (Georgia),
un agente se desplazó el viernes a un domicilio porque el residente había llamado a la policía con el aviso de que habían entrado a robar en su domicilio. Sin embargo, se trataba de una emboscada: cuando el agente llegó a la casa, el joven, de solo 22 años, le disparó varias veces, según informó la policía a la prensa local. Ya herido, el agente disparó también y ahora se encuentra hospitalizado en situación estable, mientras que el atacante está grave. La Oficina de Investigación de Georgia asegura que por el momento no hay una conexión aparente entre este suceso y el de Dallas, aunque se desconocen los motivos del ataque.

Otro policía recibió un disparo en Ballwin (Misuri), durante una detención de tráfico el viernes y el sospechoso fue detenido poco después. Estos nuevos ataques han ocurrido en pequeñas ciudades pero trascienden de los medios locales ahora que la nación está conmocionada por el peor ataque a sus fuerzas del orden desde los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

El Gobernador de Misuri, Jay Nixon, anunció en su cuenta de Twitter que acortaba su viaje a Filadelfia para volver a su estado debido a este suceso. "Esta violencia tiene que parar", escribió.


El cuerpo de policía de San Luis asegura que el ataque fue una emboscada, aunque evitan relacionarlo con la matanza de Dallas o con las muertes de dos hombres negros a manos de agentes blancos a principios de semana.




El jueves por la mañana, antes de los asesinatos de cinco policías en Dallas, un hombre negro mató en una carretera a una mujer e hirió a otras tres personas, todas blancas y entre ellas un agente, en Bristol (Tennessee). Las autoridades locales dijeron a los medios que este ataque podría haber estado motivado por las recientes muertes de afroamericanos tiroteados por policías blancos, unas duras imágenes grabadas por teléfonos celulares que conmocionaron al país y dieron la vuelta al mundo.

Las autoridades de las grandes ciudades del país ordenaron el viernes que los agentes que patrullan las calles lo hagan en pareja, como medida de seguridad adicional tras la matanza de Texas.