Público
Público

Nuevos enfrentamientos entre coptos y Ejército en El Cairo

Unas 3.000 personas se enfrentan a las fuerzas de seguridad en la capital egipcia tras la muerte ayer de 25 civiles. La comunidad copta clama contra la Junta Militar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos 3.000 civiles se han enfrentado a las fuerzas de seguridad egipcias en el exterior del Hospital Copto de El Cairo, reavivando las tensiones vividas el pasado fin de semana que acabaron el domingo con la muerte de 25 personas. Los manifestantes, según informa EFE, han prendido fuego a varios vehículos de la Policía y el Ejército lo que ha desatado los enfrentamientos.

El primer ministro en funciones, Esam Sharaf, aseguró que los sucesos del domingo forman parte de un complot contra el país. Sin embargo, los coptos han criticado la versión oficial y han arremetido contra los militares y los 'baltaguiya' (matones) por haberles atacado inicialmente durante el funeral por los fallecidos de ayer.

Entre escenas de dolor y rabia que se repitieron dentro y fuera de la catedral copta en la capital egipcia y presidida por el papa copto, Shenuda IIIl templo, los asistentes gritaron lemas contra el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y su jefe, el mariscal Husein Tantaui. A la entrada del recinto en el que se ubica la catedral, las medidas de seguridad organizadas por los propios coptos eran extremas para evitar cualquier episodio violento. 'El pueblo quiere la caída del mariscal' ha sido la frase más escuchada.

La tensión entre la comunidad musulmana y la minoría copta ha estado siempre presente en la vida egipcia pero ha sufrido una escalada notable desde las revueltas que acabaron con el régimen del exdictador Hosni Mubarak, cuya salida significó un alivio para grupos islámicos radicales como los salafistas. 

Según los activistas cristianos y musulmanes consultados por Reuters, la violencia del domingo es el reflejo de un descontento notable contra el Ejército que se ha visto incapaz de asegurar una transición democrática. '¿Por qué no actúan igual con los Salafistas o los Hermanos Musulmanes cuando organizan protestas? Este ya no es mi país', dijo ayer a la agencia Alfred Younan, un copto que acudió al hospital para conocer la suerte de los centenares de víctimas de la violencia de ayer.

La Junta militar ha exigido una investigación por lo ocurrido ayer a través de un mensaje televisado del general Mohamed Tantawi, que avisó de que tomará todas las decisiones necesarias para mantener la seguridad.

Por su parte, los Hermanos Musulmanes pidieron hoy paciencia en sus 'reivindicaciones legítimas' a la comunidad cristiana a través de un comunicado culpando también de la situación actual a un complot entre grupos nacionales y extranjeros para dinamitar la transición. Los enfrentamientos de ayer 'no son resultado del problema con una iglesia en Asuán, sino una conspiración contra la revolución'.

'Todo el pueblo egipcio tiene sus reivindicaciones legítimas y no solo los hermanos coptos; seguro que no es el momento adecuado para reclamrlas, porque el Gobierno actual es un Gobierno provisional y la situación general no es natural', indicaron. Por ello, el grupo recomendó 'paciencia' y esperar a la formación de un Ejecutivo elegido por el pueblo a través de elecciones libres.