Publicado: 01.11.2014 10:28 |Actualizado: 01.11.2014 10:28

El número dos de la guardia presidencial dice que asume el poder en Burkina Faso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El teniente coronel Issaac Zida ha anunciado este sábado que asume el cargo de jefe de Estado en Burkina Faso y se ha comprometido a crear un órgano de "transición democrática" en conformidad con los partidos políticos y la sociedad civil, de acuerdo con el comunicado oficial, al que ha tenido acceso la cadena de televisión Burkina 24.

"En los últimos meses, nuestra nación se ha enfrentado a una grave crisis socio-política cuyo resultado ha sido la renuncia del presidente Blaise Compaoré, tras un levantamiento popular", ha dicho Zida ante las cámaras, antes de lamentar las muertes registradas durante los últimos días como consecuencia de estos acontecimientos.

"Me gustaría, en nombre de la Fuerza Armada Nacional y en el mío propio, expresar mi más sinceras condolencias a los familiares de los fallecidos", ha añadido el autoproclamado presidente de Burkina Faso, quien insiste en que "las muchas bajas, los heridos, los saqueos y los ajustes de cuentas han socavado la cohesión de esta nación".

Por ello, ha recordado en su discurso a los "mártires" de este levantamiento por los "sacrificios" hechos por el pueblo. "Los jóvenes de Burkina Faso han pagado un alto precio. Quiero asegurarles que sus aspiraciones de cambio democrático no serán traicionadas o decepcionadas", ha apostillado Zida.

"Las aspiraciones de cambio democrático no serán traicionadas o decepcionadas", ha apostillado Zida

El militar ha explicado que "para evitar que la anarquía acabase con el objetivo de un cambio democrático, poderosamente expresado por el pueblo", el Ejército asumió la responsabilidad y decidió empezar un proceso de transición democrática, que él mismo encabezará, pese a que todos los ojos estaban puestos en el jefe del Ejército, Honoré Traoré.

"Asumo las funciones de jefe de Estado y pido a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental y a la comunidad internacional que manifiesten su comprensión y apoyen a las nuevas autoridades", ha dicho el teniente coronel, que se erige como "el líder de esta transición" para garantizar la continuidad del Estado.

"¡Viva el pueblo de Burkina Faso!, ¡viva Burkina Faso!", ha sentenciado Zida, que se ha dirigido directamente a la "juventud del país" y ha prometido ser "honrado" con los compromisos internacionales adquiridos por el país africano".

El jefe del Ejército de Burkina Faso, Honoré Traoré, había anunciado previamente la suspensión de la Constitución vigente desde 1991 y la creación de un órgano "consensuado" que facilitase la "transición" en el país africano. De esta forma, pretendía "organizar la vuelta hacia una vida constitucional normal" en Burkina Faso.

Sin embargo, el anuncio de Zida --que asumirá la jefatura del Estado, tras liderar del regimiento de seguridad presidencial-- ha llevado a pensar en un aparente golpe de estado contra Honoré Traoré, jefe del Ejército, quien se había autoproclamado el viernes presidente interino del país tras la dimisión de Blaise Compaoré, tal y como anunció el propio Zida, que ha ejercido como portavoz del Ejército durante estos últimos días.

El anuncio de Zida ha llevado a pensar en un aparente golpe de estado contra Honoré Traoré

La agencia de noticias Reuters ha informado de que poco antes de que Zida asumiese el poder en la nación africana, dando lectura a su discurso, un residente que vive cerca del palacio presidencial de la capital del país, Uagadugú, escuchó durante varios minutos un intenso tiroteo, en las primeras horas de la mañana del sábado.

El país africano ha sido escenario de multitudinarias protestas en los últimos días. Miles de personas salieron a la calle para pedir la renuncia de Compaoré, que se hizo con el poder hace 27 años en un golpe de Estado.

Las protestas comenzaron el pasado martes ante los planes del Gobierno de sacar adelante en el Parlamento un proyecto de ley que permitiría cambiar en la Constitución la limitación de dos mandatos presidenciales, que es el tope establecido en estos momentos.