Público
Público

Obama advierte de que no renunciará a su reforma sanitaria

El presidente de EEUU denuncia un chantaje de los republicanos con sus amenazas de retirar el apoyo al aumento del techo de deuda del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha defendido que no acabará con la ley de ampliación de asistencia a la seguridad social. El mandatario ha destacado la importancia de su programa de salud y ha instado a los ciudadanos a visitar healthcare.gov, donde se pueden comparar diferentes seguros médicos y acogerse a las propuestas del Ejecutivo en caso de que la persona sea insolvente.

Obama ha apostillado que la norma ya está teniendo efectos en 'miles de personas' que no han tenido que pagar sus facturas médicas tras declarar que no tenían suficiente dinero. Asimismo, ha reiterado sus críticas contra los republicanos. 'Algunos de los mismos republicanos que advirtieron hace tres años que esta ley era el Apocalipsis, ahora están amenazando con una serie de medidas que afectarán gravemente nuestra economía', ha denunciado el mandatario.

El presidente estadounidense ha acusado a los republicanos de 'chantajear al presidente' con sus amenazas de retirar el apoyo al aumento del techo de deuda, lo que provocaría que el Gobierno no pudiese pagar a los acreedores. 'No vamos a aceptar este tipo de irresponsabilidad', ha indicado en declaraciones recogidas por el portal Politico. 'No negociaré nada que afecte a la fe y al crédito de Estados Unidos', ha asegurado Obama.

'Todo esto sería gracioso si no fuera demasiado peligroso. Los republicanos del Tea Party han llegado a otro nivel porque están amenazando con el cierre del Gobierno o con acabar con toda la economía si no acepto retirar una ley que ayudará a millones de personas', ha asegurado el mandatario, en referencia a la ley de ampliación de asistencia a la seguridad social.

Sin embargo, los republicanos de la Cámara de Representantes han asegurado que no elevarán el techo de deuda más allá del 30 de septiembre, lo que supuestamente dejaría al Ejecutivo sin liquidez para el 17 de octubre, a menos que el mandatario acepte aplazar otro año la puesta en marcha de los seguros médicos. Por el momento, la Administración ha aceptado retrasar hasta el 1 de noviembre la puesta en vigor de los seguros médicos para trabajadores de empresas pequeñas a nivel federal, aunque ha advertido que el resto de ciudadanos podrán acogerse a partir del 1 de octubre, como estaba previsto.