Publicado: 09.08.2014 17:14 |Actualizado: 09.08.2014 17:14

Obama advierte de que la situación en Irak supondrá un "esfuerzo a largo plazo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido este sábado de que detener el avance del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak "no se resolverá en unas semanas", sino que "llevará tiempo" y supondrá un "esfuerzo a largo plazo".

Obama ha declarado este sábado que la operación militar contra los yihadistas durará el tiempo que sea necesario, y ha asegurado que su país no permitirá que los yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) construyan un refugio en Irak. El presidente de EEUU, en una breve rueda de prensa antes de comenzar dos semanas de vacaciones, ha señalado que los ataques de los cazas estadounidenses han destrozado armas y equipamiento de los insurgentes iban a utilizar en su ofensiva a la ciudad de Arbil, la capital del kursitán iraquí.

Ha señalado que continuará facilitando asistencia y asesoría militar a Bagdad y a las fuerzas kurdas, pero insistió en varias ocasiones en que deben ser los iraquíes quienes se responsabilicen de la situación y formen su propio gobierno integrado. "Creo que es una señal para despertar para muchos iraquíes dentro de Bagdad reconociendo que vamos a tener que repensar la forma en que hacemos negocios si queremos mantener la integridad de nuestro país", ha dicho Obama.

Tras reconocer también las limitaciones de las fuerzas iraquíes, los reporteros han preguntado al presidente si Estados Unidos se arrepentía de haber retirados sus tropas en 2011 de Irak. "Ese análisis es enteramente falso y equivocado", replicó Obama, quien ha reclacado que "durante la administración anterior entregamos el país a un gobierno iraquí soberano, elegido democráticamente". "Para que pudiéramos mantener las tropas en Irak necesitábamos la invitación del gobierno iraquí y necesitábamos garantías de que nuestras tropas serían inmunes a demandas legales", agregó Obama, que reiteró que los ciudadanos iraquíes dejaron claro que no querían la presencia militar estadounidense en su territorio.

Obama autorizó el jueves el ejército estadounidense para lanzar ayuda humanitaria desde aviones para evitar lo que él llamó un "genocidio" potencial de la antigua secta religiosa yazidi en Irak y llevar a cabo ataques selectivos contra los combatientes del Estado islámico en el norte de Irak, una operación limitada para proteger a los funcionarios estadounidenses de trabajo en el país. En las declaraciones del sábado, Obama describió los próximos pasos, incluyendo la creación de un corredor seguro para los yazidis para que puedan salir de las montañas. También dijo que las operaciones a largo plazo deben incluir acciones contra el terrorismo.

Obama ha anunciado, también, de que Francia y Reino Unido han acordado unirse a las operaciones de ayuda humanitaria en el norte de Irak, ante el asedio del grupo terrorista Estado Islámico sobre los ciudadanos que viven en el norte del país, después de que hoy mantuviera sendas conversaciones con el presidente francés, Francois Hollande, y el primer ministro británico, David Cameron.