Publicado: 20.11.2014 09:12 |Actualizado: 20.11.2014 09:12

Obama afronta en solitario la reforma migratoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, anunciará este jueves en un discurso televisado desde la Casa Blanca su esperada reforma migratoria, que se espera que beneficie a unos cinco millones de indocumentados y a la que los republicanos se oponen con firmeza.

En un vídeo colgado este miércoles en la cuenta de la Casa Blanca en la red social Facebook, el propio Obama explica desde el Despacho Oval que este jueves, a partir de las 20.00 hora local (01.00 GMT del viernes), anunciará "algunas medidas" que puede adoptar en virtud de su autoridad ejecutiva para reparar el "roto" sistema de inmigración del país.  Es decir, Obama aprovechará los poderes legislativos que ostenta para adoptar dichas medidas por decreto, debido a que si la llevara al Congreso sería rechazada por la mayoría republicana.

PublicaciónThe White House

 

"Todo el mundo coincide en que nuestro sistema de inmigración está roto", enfatiza Obama al anotar que, más allá de estas medidas, pretende "seguir trabajando con el Congreso" y alentando a los legisladores a aprobar una ley bipartidista para una reforma integral. El Senado, cuando estaba bajo control demócrata, aprobó un proyecto de ley para una reforma en junio de 2013 que ni siquiera ha sido sometido a voto en la Cámara de Representes, donde los republicanos tienen la mayoría desde 2010.

Tras aplazar su acción unilateral en inmigración hasta después de las elecciones legislativas del pasado 4 de noviembre, en las que los republicanos lograron la mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado, Obama se comprometió a anunciar esas medidas antes de fin de año.  "Estoy aquí hoy porque ha llegado la hora de una reforma migratoria integral de sentido común", dijo entonces el gobernante, que todavía confiaba en que republicanos y demócratas alcanzaran un acuerdo en el Congreso con el recién creado "Grupo de los ocho", promotor del proyecto de ley que aprobó luego el Senado.

En el vídeo, Obama detalla también que el viernes visitará el instituto de educación secundaria Del Sol, en la ciudad de Las Vegas, en el estado suroccidental de Nevada, donde ya pronunció en enero de 2013 el primer discurso sobre inmigración de su segundo mandato y delineó los principios de su plan para una reforma integral.

Desde hace unos días se especulaba con que Obama anunciaría sus medidas esta semana, aunque una posibilidad que evaluaba la Casa Blanca era esperar hasta después del 11 de diciembre, cuando el Congreso debe votar un paquete presupuestario para financiar al Gobierno hasta septiembre de 2015. Los republicanos han alertado de que cualquier acción ejecutiva de Obama bloqueará la aprobación en el Congreso de una reforma migratoria y dificultará el consenso bipartidista en otros muchos asuntos, entre ellos en materia presupuestaria.

Las filtraciones del plan ejecutivo de Obama que han aparecido en la prensa en los últimos días apuntan a que evitará la deportación de hasta un total de 5 millones de indocumentados de los alrededor de 11 que se calcula que residen en EEUU. Una pieza clave es permitir que muchos padres de niños que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales obtengan permisos de trabajo y eviten así la amenaza de la deportación.

Además, el plan prevé aumentar la seguridad fronteriza, mejorar los sueldos de los funcionarios de inmigración y expandir la Acción Diferida, una medida ejecutiva de 2012 que ha evitado la deportación de más de 580.000 jóvenes que llegaron indocumentados a EEUU cuando eran niños.

"Si el emperador Obama ignora al pueblo estadounidense y anuncia un plan de amnistía que él mismo ha dicho una y otra vez que excede su autoridad constitucional, cimentará su legado en la anarquía y arruinará las opciones de acción del Congreso sobre esta cuestión y muchas otras", aseguró Michael Steel, portavoz del presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner.Según una encuesta divulgada hoy por la cadena NBC, un 48 % de los estadounidenses se opone a que Obama tome medidas unilaterales sobre la inmigración, mientras que un 38 % lo apoya.