Público
Público

Obama asegura que no aumentar el techo de deuda será como una "bomba nuclear"

El presidente de EEUU advierte de que el país no puede "hacer de la extorsión una rutina" de la democracia en relación a la estrategia de la oposición republicana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, dijo este martes que un desacuerdo que impidiera aumentar a tiempo el techo de la deuda nacional sería 'caótico' y tendría los efectos de una 'bomba nuclear'. En una rueda de prensa, el presidente utilizó las palabras del inversor Warren Buffett y comparó la falta de acuerdo para subir el techo de endeudamiento con 'una bomba nuclear, un arma demasiado horrible para ser usada'. Si no se aumenta ese límite para pagar obligaciones ya contraídas antes del 17 de octubre, 'será mucho peor' que la actual paralización de Administración federal, dijo.

Obama advirtió de que el país no puede 'hacer de la extorsión una rutina' de la democracia en relación a la estrategia de la oposición republicana, que no ha permitido aprobar una ley de presupuesto temporal que evitara la paralización de la administración. El presidente estadounidense se refirió de ese modo a los repetidos intentos de los congresistas republicanos de incluir en la ley presupuestaria una disposición que eliminara los fondos para la reforma sanitaria promulgada por el presidente en 2010.

Paralelamente al cierre parcial del Gobierno federal, el país se aproxima a la fecha en la que alcanzará el límite de su capacidad autorizada de endeudamiento, cuyo techo debe ser elevado por los congresistas para no caer en la suspensión de pagos, por primera vez en la historia del país.

El mandatario de EEUU insistió en que estaría 'feliz de hablar' con los líderes republicanos de la Cámara de Representantes sobre el presupuesto, pero sin que 'penda la amenaza del caos económico' sobre los ciudadanos. 'Dejemos estas amenazas lejos de nuestras familias y nuestros negocios, y empecemos a trabajar', dijo el presidente en una rueda de prensa en la Casa Blanca en la que acusó de nuevo a una facción radical republicana de haber buscado la paralización de la Administración desde el principio.

El grupo republicano de la Cámara de Representantes de EEUU, reunido a puerta cerrada para perfilar una estrategia que acabe con la paralización parcial de la Administración y eleve el techo de la deuda, propondrá negociar en una comisión bipartidista. Según el diario político Roll Call, que cita a fuentes de la dirección del Partido Republicano, los conservadores presentarán un proyecto similar al 'supercomité' que se creó en 2011 para redactar un plan de reducción del déficit federal.

La propuesta podría ser votada hoy mismo en la Cámara baja junto a un proyecto de ley destinado a pagar a los empleados considerados como 'esenciales' que siguen trabajando para el Gobierno federal pese a la falta de fondos que ha obligado a cerrar parte de las oficinas federales.