Público
Público

Obama blinda a las empresas de alimentos transgénicos

Una legislación aprobada por el Congreso permitirá a empresas como Monsanto plantar semillas modificadas genéticamente sin consentimiento estatal para comerciar con ellas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno estadounidense ha aprobado la disposición de la ley financiera de plazo restringido HR 933 donde se incluye una legislación que protege a las compañías de transgénicos en los juicios que se generen por la venta de sus productos. Esta circunstancia, unida a la sospecha de haber sido elaborada conjuntamente con Monsanto, ha llevado a sus opositores a definirla como 'Ley de Protección de Monsanto' (Monsanto Protection Act), en alusión a la mayor compañía de semillas del mundo. 

El senador que promovió la ley había recibido 64.250 dólares de Monsanto en cuatro años

El apartado legislativo aprobado se conoce como ley de Seguridad Agraria (Farmer Assurance Provision), 'niega autoridad a las cortes federales para cesar inmediatamente la plantación y venta de cosechas transgénicas' y fue promovida por el senador Roy Blunt, un antiguo colaborador de aquella empresa al que la web Money Monocle definió como “el principal político republicano receptor de financiación de Monsanto en los últimos tiempos”. De hecho, según The Center for Responsive Politics, Blunt recibió de aquélla 64.250 dólares entre 2008 y 2012.

De esta manera, empresas biotecnológicas como Monsanto, DuPonto o Syngenta, no necesitarán el consentimiento judicial para investigar con cultivos; por el contrario, podrán plantar sus semillas transgénicas sin el consentimiento del Departamento Estadounidense de Agricultura (USDA), e incluso estarán habilitados para vender estos productos.

Barbara A. Mikulski, senadora de Maryland que se opuso a la aprobación de la norma, emitió un comunicado en su página web ofrenciendo sus disculpas por la promulgación de la misma. Mikulski, que desde diciembre ocupa la presidencia del Comité de Asignaciones del Senado, se había visto obligada a 'dejar de lado muchas de sus propias prioridades para conseguir que un proyecto de ley se aprobara en el Senado', circunstancia que le ha llevado a mostrar su 'enojo causado por esta disposición' debido a que la senadora estaba de manos 'atadas por las negociaciones que se habían celebrado previamente' en lo que respecta a la ley HR 933. 

La ley 'niega autoridad a las cortes federales para cesar inmediatamente la plantación y venta de cosechas transgénicas'

 Monsanto elevó el miércoles sus expectativas de ganancias para todo el año tras reportar un resultado mejor al esperado en el segundo trimestre, debido en gran parte a la fortaleza de su negocio del maíz. Las acciones de la empresa subieron un 1,18 por ciento hasta llegar a los 104,8 dólares a lo largo de los últimos días.

La firma líder en el desarrollo de maíz, soja y otros cultivos transgénicos dijo que espera ventas récord de maíz este año, mientras expande sus ofertas de productos y profundiza su penetración en Latinoamérica. Monsanto indicó que las fuertes ventas de maíz en Brasil y en Estados Unidos, donde los agricultores se preparan para la siembra de la primavera boreal, impulsaron los resultados del segundo trimestre.

'No hay dudas de que nuestro negocio de maíz está teniendo un año extremadamente fuerte', dijo en una teleconferencia el presidente de Monsanto, Brett Begemann.