Público
Público

Obama cambia la norma que obliga a la Iglesia a repartir anticonceptivos

El presidente de EEUU ha cedido ante la presión de los católicos y los republicanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha decido dar marcha atrás y ha cambiado hoy la norma del Ejecutivo que obligaría a las instituciones católicas a ofrecer métodos anticonceptivos a sus empleados, tras la polémica con la Iglesia Católica y las críticas republicanas.

La norma, incluida en la reforma del sistema sanitario promulgada en 2010, imponía la obligación a partir de 2013 a los hospitales, los colegios y otras instituciones católicas a dotar de seguros médicos a sus empleados que contemplaran la planificación familiar y, en concreto, métodos para el control de la natalidad.

En un comunicado, la Casa Blanca ha adelantado que Obama anuncia hoy algunos cambios a esa norma 'que se acomodan a la libertad religiosa' mientras que a la vez 'protegen la salud de las mujeres'.

El cambio fundamental reside en que las instituciones católicas podrán alegar objeciones religiosas para no ofrecer anticonceptivos a sus empleadas, pero entonces esa responsabilidad recaerá en sus compañías de seguros, según explicaron altos funcionarios de la Casa Blanca en una conferencia telefónica.

Ahora las instituciones católicas podrán ofrecer objeciones religiosas para no repartir anticonceptivos

Además de ser rechazada por la jerarquía católica y el Partido Republicano, la medida también había sido muy criticada por protestantes evangélicos y grupos vinculados incluso a legisladores demócratas.

Al menos tres grupos católicos habían presentados demandas ante los tribunales estadounidenses para bloquear la norma promovida por Obama. La última de ellas fue peresentada hoy por la red de televisión católica EWTN (Eternal Word Television Network) ante un tribunal de Alabama y busca que la norma sea declarada inconstitucional.

Las otras dos demandas, respaldadas por el Fondo Becket para la Libertad Religiosa, una organización jurídica conservadora, han sido presentadas por instituciones educativas católicas de Carolina del Norte y Colorado.

Sin embargo, de acuerdo con sondeos recientes, la mayoría de los estadounidenses, incluidos la mayoría de los católicos, están a favor de la norma.