Publicado: 21.03.2016 16:00 |Actualizado: 21.03.2016 18:18

Raúl Castro recibe a Obama en el Palacio de la Revolución

Los dos mandatarios mantienen un encuentro en La Habana, el tercero desde el deshielo entre los dos países y el primero en territorio cubano.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
El presidente estadounidense Barack Obama (d) junto a su homólogo cubano Raúl Castro (i) durante su encuentro en el Palacio de la Revolución en La Habana.

El presidente estadounidense Barack Obama (d) junto a su homólogo cubano Raúl Castro (i) durante su encuentro en el Palacio de la Revolución en La Habana.

LA HABANA / WASHINGTON.- Foto para la historia. La de Barack Obama en La Habana junto a Raúl Castro. El presidente cubano ha recibido a su homólogo estadounidense en el Palacio de la Revolución, donde mantendrán un encuentro con motivo de la trascendente visita de Obama a Cuba. Se trata del tercer encuentro entre ambos desde el deshielo entre ambos países y el primero que se celebra en la isla.

Obama es el primer presidente de EEUU en ejercicio que visita la isla en casi 90 años y el único que lo ha hecho desde el triunfo de la revolución cubana en 1959. Tras reunirse en la Cumbre de las Américas de Panamá, en abril de 2015, y en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en septiembre, los mandatarios se reúnen por primera vez en la sede gubernamental de uno de los dos países protagonistas de un histórico deshielo tras más de medio siglo de enfrentamiento.

Es la primera reunión que Raúl Castro y Barack Obama mantienen en la sede gubernamental de uno de los dos países

Según el programa, Castro y Obama se reunirán solos durante una hora y media, y después se ampliará el encuentro a las delegaciones gubernamentales de Cuba y Estados Unidos. Al finalizar esos encuentros, está programado que los dos presidentes ofrezcan una declaración ante los medios de comunicación. Como es habitual en estas visitas de alto nivel, antes de las conversaciones oficiales,Obama ha rendido homenaje con una ofrenda floral a la estatua del prócer independentista y héroe nacional José Martí, en la emblemática Plaza de la Revolución, donde hay también una efigie del Che Guevara. La agenda de Obama del lunes concluirá con una cena de Estado ofrecida por Raúl Castro en el Palacio de la Revolución.



Castro saludó a Obama con un apretón de manos y posaron sonrientes ante las cámaras. A continuación, se celebró la ceremonia oficial de recibimiento en la que ambos gobernantes escucharon en actitud solemne los himnos de Cuba y Estados Unidos, con las banderas ya izadas en la sala. Después, Castro y Obama pasaron revista a una guardia de honor integrada por la Unidad de Ceremonia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba.

Tras el acto protocolario, el presidente cubano saludó a varios miembros del Gabinete de Obama que lo acompañan en su visita, entre ellos el secretario de Estado, John Kerry; el de Comercio, Penny Pritzker, y el de Agricultura, Tom Vilsack, los tres integrantes del gobierno estadounidense que han visitado Cuba previamente desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas. El gobernante estadounidense saludó por su parte a altos cargos del Gobierno cubano, entre ellos el primer vicepresidente de la isla, Miguel Díaz-Canel; el canciller Bruno Rodríguez, y la directora para América del Norte del Ministerio de Exteriores, Josefina Vidal.

Adelanto del discurso de Obama

Antes del inicio de la reunión con Castro, la cadena ABC News había publicado una entrevista con Obama en la que el mandatario adelanta parte del también histórico discurso televisado que pronunciará este martes al pueblo cubano desde La Habana. "Mantendré un tono coherente con el que he mantenido durante este proceso, lo que significa que respetamos el derecho del pueblo cubano a la autodeterminación. Esencialmente, no corresponde a Estados Unidos determinar la forma de gobierno de Cuba ni tampoco su economía". Palabra de Obama. Palabra de un presidente de EEUU, algo que parecía imposible durante más de 50 años de bloqueo a la isla. 

"Voy a afirmar que nosotros pensamos que los valores en los que creemos son universales, que todas las personas aspiran a la libertad de expresión y reunión, que todas las personas aspiran a poder practicar su fe sin coacción del gobierno y que la prueba de los modelos económicos puede verse alrededor del mundo", ha declarado el mandatario en la entrevista grabada el domingo en La Habana y emitida este lunes.

Obama: "No corresponde a Estados Unidos determinar la forma de gobierno de Cuba ni tampoco su economía"

El dirigente estadounidense reconoce que su Gobierno y el de la isla tienen aún "diferencias significativas". "Sentimos que venir ahora maximizará nuestra capacidad de impulsar más cambios, particularmente porque esto (la visita) ha sido bien recibido por el pueblo cubano, con enorme popularidad", sostiene.

En la entrevista, Obama insiste en que su Gobierno considera que para impulsar cambios en la isla es esencial una mayor "interacción entre Cuba y EEUU, y particularmente, entre los cubano-estadounidenses y la isla". "Raúl Castro está en una posición única en esta transición generacional para sentar las bases que permitan progresar al país y nosotros queremos acompañar este proceso", señala Obama antes de agregar: "Es muy importante que no seamos vistos como agentes del cambio, sino que animemos a que sean los cubanos quienes impulsen ese cambio. Incluso los que no están de acuerdo con Castro son apasionadamente nacionalistas, deben ser los cubanos (quienes impulsen el cambio)".

Ante las críticas de la mayoría de la oposición republicana en EEUU, Obama defiende que el momento de su viaje y del impulso de la apertura con Cuba "es el correcto". "Obviamente nuestra intención era que el balón comenzara a rodar, sabíamos que el cambio no iba a ocurrir de la noche a la mañana", declara. Entre los progresos del año y tres meses de normalización de relaciones con Cuba el gobernante señala la reapertura de embajadas, así como unas ciertas reformas económicas del Gobierno cubano.

Barack Obama en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana. - REUTERS

Barack Obama en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana. - REUTERS

Acuerdo con Google

Este lunes, en su segundo día de visita a la isla, Obama, aparte de reunirse con Raúl Castro, también participará en un foro de negocios entre líderes empresariales de EEUU y emprendedores cubanos. Asimismo, también aprovechará su visita a Cuba para anunciar un acuerdo con la empresa californiana Google para ampliar el acceso a internet en la isla con más conexiones de wifi y banda ancha, "un acceso necesario para que Cuba entre en el siglo veintiuno económicamente", ha declarado el mandatario también durante su entrevista con ABC News.

Obama considera que un mayor acceso a internet proporciona al pueblo cubano "más información y le permite tener más voz"

Obama considera que un mayor acceso a internet proporciona al pueblo cubano "más información y le permite tener más voz". "Ya hemos suavizado administrativamente algunos aspectos del embargo para que puedan empezar a venir (a la isla) no solo los servicios financieros y de turismo, sino también las compañías informáticas", recordó el mandatario.

Preguntado por el efecto social del mayor acceso a internet para los cubanos, Obama considera que "los cambios van a ocurrir". "Y creo que Raúl Castro (el presidente de Cuba) lo entiende. Les gustaría controlar la velocidad de cómo ocurre, pero lo que voy a repetir en todos mis reuniones aquí es que es mejor ponerse al frente de los cambios que dejar que los cambios te pasen", señaló. El mandatario destaca asimismo el "extraordinario incremento de los niveles de alfabetización en la isla" y el "sólido sistema de sanidad" cubano. "La gente aquí está hambrienta de información", subraya.

Obama destaca el "extraordinario incremento de los niveles de alfabetización en la isla" y el "sólido sistema de sanidad"

El anuncio del acuerdo de Google llega el mismo día en que la compañía Booking.com, del grupo Priceline, ha firmado otro acuerdo con Cuba por el que será la primera empresa estadounidense de reservas de hoteles en línea que opere en la isla. Estos anuncios se suman al que el domingo hizo la empresa estadounidense de alquiler de viviendas particulares Airbnb, que informó de una ampliación de su licencia por la que turistas de todo el mundo, y no solo de EEUU, podrán alojarse en las 4.000 residencias con las que tiene suscritos acuerdos en Cuba.

Además, la noticia de Airbnb llegó un día después de que el grupo estadounidense Starwood firmara con Cuba un acuerdo para operar dos hoteles en La Habana, el primer acuerdo bilateral con una empresa de EEUU desde 1959. Se trata en ambos casos de licencias especiales emitidas por el Gobierno de Estados Unidos ante su imposibilidad de levantar por su cuenta el embargo comercial y económico con Cuba, algo que solo puede hacer el Congreso.