Público
Público

Obama compra una cárcel para presos de Guantánamo

Algunos prisioneros del penal cubano serán transferidos a una prisión de Illinois. El traslado no será antes de enero de 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De Cuba a las orillas del Mississippi. Washington anunció este martes que un centenar de presos de Guantánamo serán trasladados a un centro penitenciario de una región rural de Illinois, preámbulo para cerrar el centro en algún momento de 2010, pero pasado el plazo prometido por Barack Obama cuando llegó a la Casa Blanca.

Thomson, Illinois, apenas figura en los mapas. En la frontera con Iowa, a unos 200 kilómetros al oeste de Chicago, es una de las pocas poblaciones del país que estaba dispuesta a aceptar a los prisioneros. No tanto por patriotismo sino porque el uso del centro, construido en 2001 pero hasta ahora casi inutilizado, debería generar unos 3.000 puestos de trabajo, en una zona especialmente castigada por la crisis.

El Gobierno transformará la prisión en una de máxima seguridad

El senador por Illinois, Richard Durbin, y el gobernador del estado, Pat Quinn, anunciaron la noticia oficialmente en la Casa Blanca, confirmando los rumores que circulaban desde hacía semanas.

Thomson servirá para albergar a los prisioneros que serán juzgados en las llamadas comisiones militares, los tribunales especiales creados por el Gobierno de George W. Bush y mejorados por el equipo de Barack Obama para enjuiciar a los prisioneros de Guantánamo. También debería servir para mantener en detención ilimitada a los presos juzgados demasiados peligrosos, aunque para eso el Gobierno tendrá pedir un permiso especial del Congreso.

Los prisioneros que sean transferidos al sistema federal no irán a Thomson; serán directamente trasladados de Guantánamo a las instalaciones cercanas al juicio, como los cinco sospechosos del 11-S que en algún momento de 2011 serán procesados en un tribunal de Nueva York.

El penal acogerá a los reos qu juzgarán las comisiones militares

El proceso será lento. Primero el Gobierno deberá adquirir la penitenciaría y transformarla en una institución federal. Luego necesitará fondos para adaptar su infraestructura a una cárcel de máxima seguridad, una super max, al estilo de la que ya existe en Florence, Colorado.

'La seguridad de las instalaciones y de la región es nuestra prioridad', afirma una carta dirigida al gobernador de Illinois y firmada por los secretarios de Estado y de Defensa, Hillary Clinton y Robert Gates. 'Las agencias federales trabajará con las autoridades locales para identificar y reducir los riesgos', añade.

Los primeros traslados no cumplirán la fecha qu Obama prometió

El anuncio facilita pero no cierra el capítulo de Guantánamo. Este martes el Gobierno no quiso dar fechas sobre cuándo se llevarían a cabo los primeros traslados; desde luego no antes del 22 de enero de 2010, plazo que se fijó Obama para cerrar la cárcel de Cuba.

Entrevistado a primera hora de la mañana de ayer por la agencia Associated Press, el alcalde de la localidad, Jerry Duke Hebeler, dijo no tener ni idea. 'Es la primera noticia que tengo, aunque también es cierto que siempre soy el último en enterarme de las cosas'. Hebeler aseguró que el uso del centro será bien acogido por los 450 habitantes de Thomson. 'Es bueno para el pueblo y la región, especialmente después de todos los puestos de trabajo que se han perdido por aquí'.

El alcalde quería esperar a 'verlo todo por escrito'. El centro penitenciario, que se construyó hace ocho años como una prisión local con posibilidades de convertirse en una de máxima seguridad, nunca llegó a alcanzar su objetivo debido a problemas presupuestarios en Illinois. Ahora se conocerá como la cárcel más vigilada de Estados Unidos.