Público
Público

Obama defiende la prohibición del ahogamiento simulado por ser "tortura"

La mayoría de candidatos republicanos apuestan por volver a las líneas más duras y usar este método con prisioneros para obtener información

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha afirmado que la práctica del ahogamiento simulado es 'tortura' y que su Gobierno 'hizo lo correcto' al prohibirlo. Ha añadido que 'es contrario a las tradiciones de Estados Unidos'.

En una rueda de prensa al término de la cumbre del APEC, Obama ha respondido así a las declaraciones de los aspirantes republicanos a la presidencia de EEUU, que en un debate la noche del sábado consideraron esa práctica perfectamente admisible.

Una de las figuras más destacadas del movimiento de extrema derecha Tea Party, Michele Bachmann, afirmó en dicho debate que 'si fuera presidenta no tendría ningún problema en usar el waterboarding (técnica de ahogamiento simulado). Lo encuentro muy efectivo'.

Y es que los republicanos están volviendo a la línea dura de la que George W. Bush fue gran adalid, ahora impulsada con fuerza renovada por la presión del Tea Party. Sólo dos candidatos de los ocho que se disputan la hegemonía republicana y el camino a la Casa Blanca se mostraron en contra de la tortura en el debate.

Gran parte de los conservadores apuestan por una vía agresiva en cuanto a la política exterior de la principal potencia militar y un endurecimiento de los métodos empleados. 'La verdad, es como si hubiéramos decidido perder expresamente la guerra contra el terrorismo bajo la presidencia de Obama' afirmó la líder del movimiento derechista.

Frente a esta ofensiva, Obama se mantiene en sus posiciones. 'No nos hace falta para llevar ante la Justicia' a los sospechosos de terrorismo y su Gobierno, añadió, 'hizo lo correcto al poner fin a esa práctica'.

Sólo dos de ocho candidatos republicanos se opusieron a la tortura

Barack Obama, pese a su promesa, aún no ha cerrado el centro de detención de Guantánamo y mantiene la posición de seguir fuera de la Corte Penal Internacional. Sin embargo, ahora afirma que si EEUU quiere liderar el mundo tiene que hacerlo 'mediante el buen ejemplo' y 'nadie puede decir' que el maltrato y el ahogamiento simulado es el ejemplo correcto.

A su llegada al poder, Obama prohibió la práctica del ahogo simulado, al considerar que el uso de maltratos contra los presos sospechosos de terrorismo no tiene cabida en los valores estadounidenses.