Público
Público

Obama deroga el veto de los gays en el ejército

Los militares homosexuales podrán revelar su orientación sexual sin ser despedidos a partir del próximo 20 de septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, certificó este viernes la derogación de una ley de 1994 que impedía a los soldados abiertamente homosexuales servir en las Fuerzas Armadas del país, tras recibir el visto bueno del Pentágono.

Los militares homosexuales podrán revelar su orientación sexual sin ser despedidos a partir del próximo 20 de septiembre, cuando se cumplan 60 días a partir de la firma del presidente, el periodo establecido en la legislación que el Congreso aprobó en diciembre.

'Hoy, hemos dado el gran paso hacia el fin de la discriminatoria ley 'Don't Ask, Don't Tell' ('No preguntes, no digas'), que socava el desempeño de nuestros militares y viola los principios estadounidenses de justicia e igualdad', dijo Obama en un comunicado.

El presidente certificó la medida y la notificó al Congreso después de una reunión en la Casa Blanca con el secretario de Defensa, Leon Panetta, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mike Mullen.

El Pentágono ha pasado los últimos seis meses preparando la aplicación de la medida, con el diseño de nuevo material de formación y su introducción entre las tropas, para asegurarse de que no hay problemas de integración una vez que la ley pierda su efecto.

El Pentágono ha pasado los últimos seis meses preparando la aplicación de la medida

'A partir del 20 de septiembre, los miembros del servicio ya no se verán forzados a ocultar quién son para servir a nuestro país. Nuestro Ejército ya no estará privado del talento y los conocimientos de estadounidenses patrióticos sólo porque sean gais o lesbianas', subrayó Obama.

El mandatario instó a los líderes militares y civiles en el Ejército a que apliquen la nueva política 'en la forma cuidadosa que este cambio exige'.

Además, confió en que las tropas estadounidenses, 'como las generaciones anteriores que se han adaptado a otros cambios, sólo se fortalecerán aún más' con la nueva política 'y seguirán siendo la mejor fuerza armada en el mundo'.

'Don't, Ask Don't Tell' ('No preguntes, no digas'), aprobada por Bill Clinton, toleraba la participación de los homosexuales en las Fuerzas Armadas del país siempre y cuando no revelaran su orientación sexual.

Su aplicación acabó provocando la expulsión de unos 13.500 militares.