Público
Público

Obama intenta elevar los impuestos a los ricos

El presidente quiere quitar las desgravaciones de la era Bush

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como ya prometió durante su campaña electoral y como intentó, sin conseguirlo, al principio de su mandato, Barack Obama propuso de nuevo ayer subir los impuestos a los más ricos o, más concretamente, eliminar las desgravaciones que les otorgó el entonces presidente GeorgeBush. 'Las desgravaciones que quiero eliminar son las de los millonarios y los multimillonarios, de las compañías petroleras y fondos de riesgo y de los propietarios de jets privados', dijo Obama en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. 'Un presidente de empresa o el gestor de un hedgefund paga menos impuestos ahora que en los años cincuenta', denunció.

Obama decidió volver a la carga en el marco de las durísimas negociaciones que le enfrentan a los republicanospara elevar el techo de la deuda estadounidense que en mayo superó su límite legal de 14,3 billones de dólares y aprobar el presupuesto de 2012. El principal punto de desacuerdo con la mayoría republicana en la Cámara de Representantes es precisamente el de los impuestos. Los conservadores se niegan a cualquier subida para tratar de reducir el déficit y estiman que una serie de recortes drásticos son suficientes. La cifra que se maneja, de momento, es de 4 billones de dólares para la próxima década.

Bush aprobó los recortes fiscales para los más ricos en 2003. Obama prometió abolirlos, pero no lo logró y, como parte de un trato más amplio sobre los gastos del Estado, se vio obligado a prorrogarlos hasta finales de 2012. El tiempo apremia. La Casa Blanca ha puesto el 2 de agosto como fecha tope para negociar la deuda. Ayer Obama reconoció que, si EEUU se declara en moratoria por primera vez en su historia, las consecuencias serían 'significativas e impredecibles'.

Incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) está preo-cupado. Ayer alertó de las 'graves' consecuencias dentro y fuera de EEUU si el país no eleva el límite cuanto antes. 'Nos consta que los participantes (en este debate)son conscientes de los riesgos potenciales de un impago de la deuda por parte de EEUU y evitarán esos riesgos', dijo John Lipsky, director gerente en funciones. En su informe anual sobre la economía estadounidense, el Fondo también alerta de que tanto la rebaja de la deuda como un alza repentina de tipos de interés por unos malos resultados fiscales tendría repercusiones globales 'considerables' por el papel central de los bonos del Tesoro de EEUU en los mercados mundiales. El Fondo advierte de que la dinámica de la deuda en EEUU es 'insostenible'. Perder la credibilidad fiscal sería'sumamente perjudicial'.