Público
Público

Obama envía a Clinton a la transición en Birmania

La Nobel de la Paz Suu Kyi podría obtener un escaño en las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras décadas de hermetismo, Birmania podría abandonar pronto la lista de 'países más aislados del mundo'. El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció que enviará el próximo mes a su secretaria de Estado, Hillary Clinton, a 'examinar las históricas reformas' que se están llevando a cabo en el país asiático y que podrían significar la entrada de la líder opositora, Aung San Suu Kyi, en el Parlamento.

'Clinton será la primera secretaria de Estado norteamericana en viajar al país en medio siglo', aseguró Obama en una reunión con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), de la que Birmania forma parte.

Será la primera visita de una secretaria de Estado de EEUU en medio siglo

El presidente estadounidense reconocía así los cambios que se han dado durante los últimos meses en el país asiático, donde se ha suavizado la censura, se han legalizado los sindicatos y se ha liberado a 200 presos políticos, entre otras medidas. 'Son los pasos más importantes que hemos visto en Birmania en años', continuó Obama.

Un día antes, el país había conseguido otro reconocimiento importante: la Asean le otorgó la Presidencia de la asociación para 2014, cargo al que renunció en 2006 por las presiones internacionales.

Myanmar, como se bautizó al país en 1989, ha estado regido por una Junta Militar desde que un golpe de Estado llevó al Ejército al poder en 1962. En 2003, el entonces dictador Than Shwe anunció un programa para adoptar una 'democracia disciplinada' y en 2008 se aprobó una nueva Constitución que instauraba un sistema parlamentario con un cuarto de los escaños reservado para los militares.

'Se están alejando de China porque se sienten estafados', dice el analista Zarni

El año pasado, el régimen celebró sus primeras elecciones en dos décadas con la ausencia de la oposición y formó un Gobierno civil compuesto por antiguos militares que cambiaron el uniforme por la corbata.

Los cambios se aceleraron a partir del verano, cuando el nuevo presidente, Thein Sein, mantuvo una reunión con la líder de la oposición y premio Nobel de la Paz, Suu Kyi. Más inesperada fue la decisión de parar la construcción de una presa que estaba en manos de una empresa china, país que, hasta ahora, había sido su aliado más importante. 'Se están alejando de China porque se sienten estafados. Les proveen de artículos de muy baja calidad, incluidas las armas', asegura el analista político Maung Zarni.

Sin poder confiar en China, Birmania se ha propuesto seducir a Occidente para que las sanciones que pesan sobre el país asiático, y que afectan a las inversiones, al comercio internacional y a la ayuda al desarrollo, sean retiradas. 'Los militares están consiguiendo todo lo que quieren. Van a ser legitimados y las relaciones internacionales serán normalizadas. Pero en absoluto va a haber una democratización real', continúa Zarni.

Horas después del anuncio de Obama, la Liga Nacional para la Democracia (LND), el partido de Suu Kyi, confirmó que pedirá de nuevo su legalización para presentarse a unas elecciones parciales que deberían celebrarse en los próximos meses.

La petición responde al cambio de un artículo de la Ley de Partidos que invalidaba a las formaciones políticas con personas condenadas entre sus miembros y que llevó a la LND a no registrarse en los anteriores comicios, ya que hubieran tenido que renunciar al liderazgo de Suu Kyi, entonces en arresto domiciliario.

En las próximas elecciones estarán en juego sólo 48 escaños, de un total de 664, pero la votación podría llevar a Suu Kyi a ocupar un sitio en el Parlamento si finalmente decide presentarse como candidata. Su elección sería exclusivamente simbólica, ya que el número de escaños es insuficiente para que la LND tenga un peso importante en las decisiones del Parlamento.