Publicado: 23.03.2016 22:43 |Actualizado: 23.03.2016 23:53

Obama evita pronunciarse en Argentina sobre los crímenes
de la dictadura de Videla 

Obama tiene previsto participar mañana de un homenaje a las víctimas de la dictadura en el Parque de la Memoria, frente al Río de la Plata en la capital argentina.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de EEUU, Barack Obama, en su visita a Buenos Aires.- REUTERS/Carlos Barria

El presidente de EEUU, Barack Obama, en su visita a Buenos Aires.- REUTERS/Carlos Barria

BUENOS AIRES.- El presidente de EEUU, Barack Obama, evitó hoy definirse sobre el papel de su país durante la última dictadura argentina (1976-1983), en la víspera del 40 aniversario del golpe de Estado en Argentina.

Durante la conferencia de prensa en la que comparecieron Obama y su homólogo argentino, Mauricio Macri, en la Casa Rosada, el gobernante estadounidense se limitó a reconocer que, en la historia de la política exterior de Estados Unidos "hubo momentos de gran éxito y gloria" y otros que fueron "contrarios" a lo que él cree que su país "debe apoyar".



"Ha habido un crecimiento y una maduración en cómo abordamos nuestras relaciones exteriores", aseguró Obama.

"Si miramos lo que los gobiernos pensaban sobre otros países en los años 30, los 50 o los 60, y lo comparamos con cómo podemos hoy tener una conversación en el Despacho Oval, eso ha cambiado con el tiempo. Y creo que ha cambiado en forma positiva", consideró Obama.

Obama: "No podemos
ser prisioneros del pasado con Latinoamérica"

La segunda jornada del viaje oficial del jefe de Estado a Argentina coincide con el aniversario del golpe que dio inicio a la última dictadura en el país suramericano, lo que ha causado rechazo en los organismos de derechos humanos, debida a las conexiones estadounidenses con la represión militar en la región.

"Nuestra experiencia con un país como Argentina nos ha ayudado a desarrollar una política exterior más madura", agregó.

Obama tiene previsto participar mañana de un homenaje a las víctimas de la dictadura en el Parque de la Memoria, frente al Río de la Plata en la capital argentina.

Pide abandonar "viejos debates" entre EEUU y América Latina

No obstante, ha pedido dejar atrás los "viejos debates" entre su país y Latinoamérica para, en su lugar, construir conexiones "más dinámicas" entre los jóvenes de todo el continente.

"No podemos ser prisioneros del pasado con Latinoamérica", sostuvo Obama en un breve discurso al inicio de su encuentro con jóvenes estudiantes y emprendedores argentinos en la Usina del Arte de Buenos Aires.

Según Obama, ese mensaje fue el que transmitió al mandatario de Cuba, Raúl Castro, durante su visita a la isla y el que quiere enfatizar también aquí en Argentina.

El presidente habló de la "nueva era" iniciada con toda la región y dio la bienvenida al "papel de liderazgo" que puede desempeñar Argentina no solo en el continente, sino a nivel global.

"Somos un equipo", comentó en español Obama, que pronunció erróneamente la "u" de la palabra "equipo" y se justificó al señalar que todavía está practicando con el idioma.

Obama alabó la literatura argentina y anotó que, gracias a autores como Julio Cortázar, empezó a estar "fascinado" por Buenos Aires.

Recordó, además, que sus dos hijas adolescentes, Malia y Sasha, lo acompañan en esta visita a Buenos Aires, pero aclaró que no piensa dejarlas "experimentar" el barrio de Palermo esta noche.