Público
Público

Obama expresa su "profunda preocupación" por las muertes de civiles

El presidente electo de EEUU justifica su criticado silencio sobre la invasión israelí y anuncia que tras ser investido se "implicará de manera activa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, ha expresado hoy su 'profunda preocupación' por las muertes de civiles en Israel y Gaza.

En declaraciones a la prensa tras una reunión con su equipo económico, Obama, que había sido blanco de críticas por su silencio en torno a la violencia en la zona, aseguró que tras su investidura el próximo día 20 su Gobierno se 'implicará de manera activa y consistente' en el conflicto en Oriente Medio.

El presidente electo insistió en que hasta entonces no se pronunciará sobre la situación debido a que 'presidente sólo hay uno' (George W. Bush). No obstante, subrayó que tras la investidura tendrá 'mucho más que decir' y declaró que 'la pérdida de vidas civiles en Gaza e Israel es para mí una fuente de profunda preocupación'.

Obama hablaba después de que disparos de artillería mataran al menos a 40 palestinos en una escuela gestionada por las Naciones Unidas en la que se habían protegido civiles, en el campo de refugiados de Yebalia, en Gaza. La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, viaja hoy a Nueva York para reunirse en la ONU con ministros árabes de Exteriores y promover un plan de alto el fuego entre Hamás e Israel.

La titular de la diplomacia estadounidense permanecerá hasta el miércoles en Nueva York, donde también mantendrá conversaciones con el ministro de Exteriores de Turquía, Ali Babacan. Rice asistirá, asimismo, a la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, fijada para esta tarde para tratar de detener la intervención israelí en Gaza.

El presidente palestino, Mahmud Abás, prevé presentar ante el máximo órgano de la ONU un nuevo proyecto de resolución en el que se insta a un alto el fuego, al levantamiento del bloqueo de Gaza y al despliegue de observadores internacionales. La duda es si EEUU cederá a las presiones y apoyará un texto de esta naturaleza, después de que el sábado impidiera la adopción en el Consejo de una declaración presidencial que instaba al cese de la violencia.