Publicado: 24.11.2014 17:11 |Actualizado: 24.11.2014 17:11

Obama fuerza la salida de su secretario de Defensa por las discrepancias sobre la guerra contra el Estado Islámico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha presentado su renuncia al cargo al presidente, Barack Obama. La marcha de Hagel es la primera en el Gobierno de Obama tras la derrota de los demócratas en las elecciones legislativas del pasado 4 de noviembre, en las que los republicanos se hicieron con el control total del Congreso.

El diario The New York Times, el primero en informar de la renuncia, que citaba altos cargos de la Casa Blanca que no identificó, dijo que Hagel deja el Pentágono por presiones del propio Obama, que quiere cambiar la estrategia en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI). Otros medios sostienen que Hagel se va por decisión propia tras varias semanas de conversaciones al respecto con el presidente. En un acto en la Casa Blanca, el propio presidente estadounidense ha admitido que, tras varias semanas de conversaciones, él y Hagel coincidieron en que es el "momento apropiado" para que abandone el Pentágono, donde permanecerá, no obstante, hasta que sea nombrado su sucesor. Obama, en un acto en el que ha estado también el vicepresidente, Joe Biden, ha dicho de Hagel que ha realizado un trabajo "ejemplar" durante sus casi dos años al frente del Pentágono.

Aunque públicamente la Casa Blanca insiste en que la marcha de Hagel ha sido una decisión tomada de mutuo acuerdo con el presidente, altos cargos han señalado a la prensa, a condición de que se mantenga su anonimato, que Obama quiere cambiar de estrategia en su política de defensa y cree que el exsenador no es la persona más adecuada para ello.

Los desacuerdos entre Hagel y Obama sobre cómo combatir al EI han sido evidentes, pero el dimitido secretario de Defensa también criticó recientemente la estrategia de EEUU en Siria, en un memorando dirigido a la principal asesora de seguridad nacional del presidente, Susan Rice. Su renuncia llega, además, cuando acaba de saberse que Obama firmó recientemente una orden que autoriza la extensión del papel de las tropas estadounidenses en Afganistán en 2015 y por la que podrían implicarse en operaciones de combate.

Hagel, durante la comparecencia, ha explicado que presentó su carta de renuncia a Obama y que dirigir el Departamento de Defensa desde febrero de 2013 ha sido "el mayor privilegio" de su vida. Hagel llegó al Pentágono a comienzos del año pasado en sustitución de Leon Panetta para gestionar la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y el recorte del presupuesto gubernamental para Defensa, pero durante su mandato ha tenido que enfrentarse al ascenso del EI como amenaza mundial y a la crisis con Rusia por el conflicto en Ucrania.

Exsenador republicano entre 1996 y 2008, y veterano de la guerra de Vietnam, dejó la política para ser profesor en la Universidad de Georgetown y, antes de llegar al Pentágono, era presidente del Atlantic Council, un centro de estudios especializado en seguridad y defensa.

Los potenciales candidatos para reemplazar a Hagel incluyen a Michele Flournoy, ex subsecretaria de Defensa, y Ashton Carter, también vicesecretario de Defensa. Ambos nombres sonaban como posibles secretarios antes de que Hagel fuera nombrado. El senador Jack Reed, un demócrata por Rhode Island, es otro posible aspirante al cargo.