Público
Público

Obama se lanza a la calle para recuperar la confianza perdida

Tiene programada una gira maratoniana esta semana junto a su mujer ante la amenaza de perder la mayoría en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha vuelto a la calle para tratar de frenar el imparable auge de los republicanos de cara a las elecciones legislativas, que podrían hacerle perder la mayoría en el Congreso.

Y su estrategia ha sido la de recordar a jóvenes, mujeres y afroamericanos que una victoria republicana sería reactivar políticas que pusieron al país al borde del precipicio. En este intento por recuperar el terreno perdido, los demócratas también han hecho saltar a escena a la primera dama, Michelle Obama, que goza de una alta popularidad.

En medio del malestar por una economía que no termina de despegar y un desempleo del 9,6 por ciento, Obama dijo ante una enfervorizada multitud de 35.000 personas en la Universidad del Estado de Ohio: 'Todos dijeron 'No, tú no puedes' y en 2008 ustedes les demostraron que 'Sí, podemos''.

Obama planteó que los votantes están frente a la alternativa en las próximas elecciones entre avanzar o regresar a las políticas republicanas que, según dijo, causaron la peor crisis económica desde la Gran Depresión.

El presidente de EEUU no mencionó por su nombre a su antecesor, el ex presidente George W. Bush, pero recordó a los votantes el estado de la economía que él heredó cuando asumió el cargo en enero de 2009. El mandatario dijo que los republicanos no decidieron marcharse 'al desierto' para meditar y repensar sus ideas.

Los republicanos, advirtió, suavizarán las regulaciones para 'compañías financieras que quieren terminar con tu cobertura médica cuando te pones enfermo, o compañías de tarjetas de crédito que quieren aumentar los intereses, o bancos de Wall Street que negocian con toda clase de derivados que terminan haciendo caer al mercado'.

Entre el miércoles y el viernes próximos, Obama viajará a Oregón, Washington, California y Nevada, en el oeste de EEUU, y el sábado lo hará a Minesota, consciente de que, en sus palabras, 'en tiempos difíciles, las elecciones también lo serán'.

A nivel nacional, los demócratas están en riesgo de perder la mayoría en una o ambas cámaras del Congreso estadounidense. Esto dificultaría el que Obama pudiera impulsar temas claves de su agenda, como las leyes para combatir el cambio climático o reforzar el gasto en infraestructuras.

En Ohio, el candidato demócrata al Senado Lee Fisher está más de 10 puntos por detrás del republicano Rob Portman en las encuestas. Y el actual gobernador, el demócrata Ted Strickland, se enfrenta a una difícil reelección contra el republicano John Kasich, que le lleva 6 puntos.