Público
Público

Obama logra una victoria política al pasar el START

El acuerdo reducirá los arsenales nucleares de EEUU y de Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barack Obama no terminará tan mal el año. Hoy s ha apuntado una victoria al lograr que el Senado aprobara finalmente el tratado START de desarme nuclear entre Rusia y Estados Unidos, gracias a la defección de un puñado de republicanos, por 71 votos a favor y sólo 26 en contra.

El apoyo final de los conservadores dio a Obama la mejor noticia de este último mes, después de que la 'paliza' republicana dejara empantanado todo su programa de gobierno. La Casa Blanca contaba con el apoyo de los 58 demócratas pero debía sumar unos cuantos más para alcanzar la mayoría de dos tercios (67) necesaria para aprobar un tratado internacional.

El presidente logra superar la necesaria mayoría de dos tercios en el Senado

El START superó el martes el último escollo para su ratificación, una moción de procedimiento en el Senado. Era el final de un proceso que amenazó con hundir un acuerdo largamente negociado y crear un incidente con Moscú.

La ratificación representa un importante triunfo político para Obama, que aplazó sus vacaciones familiares en Hawai, a la espera de la decisión del Senado.

Deja un Partido Republicano un tanto frágil. La decisión de los senadores conservadores que dieron su voto al tratado se opuso a la firme oposición de la cúpula, en particular la del líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell.

En las últimas semanas, la Casa Blanca lanzó una fuerte ofensiva entre los senadores para lograr el visto bueno a un tratado que representa el mayor logro hasta el momento del Gobierno estadounidense en política exterior. Obama envió incluso sendas cartas a los líderes demócratas y republicanos en favor de la medida.

Los conservadores intentaron hasta el último minuto cambiar los términos del acuerdo e incluir que Rusia iniciara de forma paralela negociaciones generales sobre el uso de su armamento nuclear de corto alcance.

Los republicanos intentaron hasta el último minuto cambiar el tratado

El nuevo tratado START, que sustituye al de 1991, reduce en un 30% el número de cabezas nucleares, hasta 1.550 por país, y limita a 700 el de armas estratégicas, como misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos estratégicos. Además introduce un nuevo sistema de inspecciones mutuas de los arsenales nucleares.

Obama firmó el documento en Praga el pasado abril junto a su colega ruso, Dmitri Medvédev, tras un año de negociaciones entre las dos superpotencias atómicas.

La victoria, a la que sumó la firma en la Casa Blanca de la ley sobre derechos gay en las fuerzas armadas que derogó la actual legislación que obligaba a los soldados homosexuales a esconder su orientación sexual bajo amenaza de ser expulsados, augura un 2011 quizás algo menos devastador para los demócratas de lo que se esperaba.

Demuestra que existen fisuras dentro del Partido Republicano. Este último se ha visto también en apuros por negarse a aprobar hasta ayer las subvenciones a los equipos que trabajaron en las operaciones de salvamento y desescombro del World TradeCenter tras los atentados del 11-S. Un momento de impopularidad de la nueva mayoría republicana que sólo puede beneficiar a Obama.