Público
Público

Obama mantiene los recortes de impuestos de la era Bush

El presidente de Estados Unidos pacta con los republicanos extender las rebajas fiscales a cambio de ampliar los subsidios de empleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Obama ha llegado a un acuerdo con los republicanos para prorrogar dos años las rebajas de impuestos aprobadas por Bush, extender otros trece meses los subsidios de desempleo y reducir la carga fiscal de las nóminas para favorecer la contratación. 

A pesar de que el presidente estadounidense aspiraba a mantener los recortes impositivos de la anterior administración, que expiraban el próximo 31 de diciembre, solo para las clases medias, finalmente estos se aplicarán con carácter general, incluyendo las rentas más altas, debido a la presión del bloque republicano.

Durante una breve alocución en la Casa Blanca, en la que no respondió a preguntas de los periodistas, el mandatario explicó el acuerdo bipartidista. Obama explicó que sería una 'gran injusticia' permitir lo que en la práctica sería un aumento de impuestos para la mayoría de los estadounidenses el próximo año, mientras el país intenta agilizar la recuperación económica.

'No nos equivoquemos, permitir que los impuestos aumenten para todos los estadounidenses habría aumentado los impuestos en 3.000 dólares para una familia estadounidense típica y eso le costaría a la economía mucho más de un millón de empleos', enfatizó el mandatario.

Para Obama, no se trata de una lucha 'abstracta' porque en juego está el bienestar de dos millones de estadounidenses que aguardan la extensión de los subsidios de desempleo, y el de millones más que sufrirían un aumento de impuestos a partir de enero próximo. Obama agregó que su enfoque el próximo año será precisamente continuar dando impulso a la recuperación económica, en unos momentos en que la tasa de desempleo aumentó levemente a 9,8%.

Aunque Obama insistió en que no está de acuerdo en extender los recortes tributarios para los más ricos, aseguró que tampoco está dispuesto a prolongar la batalla sobre el tema y que los estadounidenses se conviertan en 'daño colateral' de esa pugna en Washington.

Los republicanos amenazaron con bloquear cualquier legislación

Como contrapartida, el mandatario obtuvo una respuesta afirmativa de los republicanos para extender otros 13 meses los beneficios por seguro de desempleo, que se agotaron la semana pasada, así como una ampliación de los créditos fiscales a los que podrán acceder las familias incluidas en el llamado paquete de estímulo.

Así pues, el principio de acuerdo permitirá que, tal como exigían los republicanos, la extensión de los recortes tributarios aplique también para los que ganan más de 250.000 dólares anuales, algo a lo que se oponían los demócratas. La presión del bloque republicano fue más fuerte, que llegaron a amenazar con bloquear en el Senado con bloquear cualquier legislación hasta lograr un acuerdo sobre el espinoso asunto.

Obama se reunió con líderes demócratas en la Casa Blanca a su regreso de un viaje a Carolina del Norte, donde nuevamente había insistido en que el Congreso lograse un consenso sobre el futuro de los recortes tributarios aunque el acuerdo no fuese del total agrado de ambos partidos. La oficina del líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, dijo en un comunicado que éste prevé analizar la propuesta de la Casa Blanca durante una reunión mañana con la bancada demócrata de la Cámara Alta.