Público
Público

Obama muestra su confianza en el proceso de paz en Oriente Próximo

El presidente de EEUU cree que se han logrado "verdaderos progresos" en Gaza y considera que los lazos con Israel son "inquebrantables"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama,ha dado su voto de confianza para el relanzamiento del proceso de paz en Oriente Próximo entre israelíes y palestinos. De hecho, ha puesto sus esperanzas en que las conversaciones directas puedan comenzar antes del 26 de septiembre, cuando expira la moratoria de seis meses que se ha impuesto el Gobierno israelí en la edificación de nuevos asentamientos en los territorios ocupados.

El optimismo de Obama ha sido puesto de manifiesto después de una reunión en el Despacho Oval con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al que el mandatario estadounidense ve como un jefe de Gobierno 'serio' cuando afirma que quiere dialogar con las autoridades palestinas.

No obstante, el presidente estadounidense indicó que esas conversaciones no podrán tener éxito a menos que los estados árabes vecinos también las apoyen.

Obama aseguró también que EEUU nunca pedirá a Israel nada que vaya a perjudicar su seguridad y subrayó que los lazos entre los dos países son 'inquebrantables'. Por su parte, el primer ministro israelí aseguró que está 'comprometido' con la paz con los palestinos y afirmó que las informaciones acerca de un enfriamiento en las relaciones entre los dos países están 'completamente equivocadas'.

El encuentro, que había quedado aplazado el 1 de junio tras el asalto israelí a la Flotilla de la Libertad que llevaba ayuda humanitaria a Gaza, y en el que murieron nueve civiles, tenía como objeto aproximar posiciones tras una etapa de enfriamiento en los lazos bilaterales.

Obama y Netanyahu abordaron asuntos como la situación en Gaza

Durante sus conversaciones, Obama y Netanyahu abordaron asuntos como la situación en Gaza después de que Israel anunciara su intención de relajar el bloqueo contra la franja, el programa nuclear iraní y, sobre todo, la marcha de las conversaciones de paz indirectas bajo la mediación del enviado especial de EEUU, George Mitchell.

EEUU busca que esas conversaciones puedan derivar lo antes posible en negociaciones directas para abordar los asuntos más espinosos en el proceso de paz, como el estatus final de Jerusalén o el futuro de los refugiados palestinos.

La última vez en que Obama y Netanyahu se encontraron fue el 23 de marzo en la Casa Blanca. Entonces, en lo que se interpretó como un desaire del estadounidense al israelí, Obama recibió a Netanyahu sin ningún tipo de cobertura de los medios de comunicación, como protesta después de que Israel anunciara la construcción de nuevas viviendas en Jerusalén Este durante una visita del vicepresidente de EEUU, Joe Biden.