Público
Público

Obama: "No hay justificación para impedir el cierre de Guantánamo"

El presidente de EEUU insta al Congreso a acelerar el proceso ante la huelga de hambre de 103 presos. Defiende el uso de drones, pero propone un mayor control

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Obama cuenta con varias promesas incumplidas. Una de ellas, cerrar Guantánamo. La oposición del Congreso ha tenido que ver mucho en ello. Por ello y ante la presión que supone que 103 de los 166 presos de la cárcel estén en huelga de hambre, el presidente de EEUU ha anunciado algunas medidas para sacar algunos prisioneros y acelerar el proceso.

El mandatario estadounidense anunció el levantamiento de la moratoria para transferir presos de Guantánamo a Yemen, urgió al Congreso a suprimir las restricciones a las demás transferencias y anunció que nombrará un nuevo enviado especial para el cierre de la prisión. 'No hay ninguna justificación más allá de las políticas del Congreso para impedir el cierre de un centro que nunca debió haber sido abierto', sostuvo Obama durante un discurso sobre su política antiterrorista en la Universidad de Defensa Nacional.

'En la mayor medida posible vamos a transmitir a los detenidos que han sido aprobados para ir a otros países. Cuando sea apropiado, vamos a llevar a los terroristas ante la justicia en nuestros tribunales y en nuestro sistema de justicia militar', afirmó el presidente. Y 'vamos a insistir en que la revisión judicial esté disponible para todos los detenidos', agregó.

Obama: 'La historia emitirá un juicio severo si no se logra el cierre de Guantánamo'

Según Obama, la 'responsabilidad' del nuevo enviado especial, que dependerá de los Departamentos de Estado y Defensa, será 'lograr la transferencia de detenidos a terceros países'. En un momento de recortes presupuestarios, 'gastamos 150 millones de dólares cada año' en el mantenimiento de la base estadounidense de Guantánamo, ubicada en Cuba. También alertó de que la historia 'emitirá un juicio severo' si no se logra su clausura.

La huelga de hambre que secunda desde hace tres meses un centenar de presos ha disparado las alertas sobre las condiciones de la prisión y ha reavivado el debate sobre su cierre, una promesa de Obama en la campaña electoral de 2008 que aún no ha cumplido. La cárcel se abrió en enero de 2002 por decisión del entonces presidente George W. Bush y en el marco de la guerra global de EEUU contra el terrorismo tras los atentados del 11S (de 2001), y llegó a tener casi 800 reclusos. Un total de 86 reclusos ha recibido el visto bueno para ser liberados, pero la oposición del Congreso, la falta de acuerdos bilateales para su transferencia y la moratoria este jueves levantada para la repatriación de presos yemeníes a su país han bloqueado el proceso.

'Cuando sea apropiado, vamos a llevar a los terroristas ante la justicia en nuestros tribunales'

Una consecuencia de esa guerra de EEUU 'contra el terror' ha sido el uso de drones. Obama también anunció una nueva política gubernamental para limitar el uso de aviones militares no tripulados. El presidente, que defendió su uso contra grupos terroristas porque, a su juicio, han 'salvado vidas', propuso normas para aumentar la transparencia y garantías de esta opción.

'Estos ataques han salvado vidas. Además, estas acciones de Estados Unidos son legales', si bien el que sean legales o eficaces no quiere decir 'que sean sabias o morales en cada instante', dijo. 'Antes de que se haga un ataque con drones, tiene que haber una total certidumbre de que no habrá civiles muertos o heridos', añadió. Además, agregó que no sería constitucional matar a ningún ciudadano estadounidense sin un proceso debido y que los drones no deberían desplegarse en el territorio nacional.


Protesta contra el uso de drones y a favor de la liberación de los presos en huelga de hambre de Guantánamo. - REUTERS

Este discurso llega al día siguiente de que el Gobierno admitiera que cuatro estadounidenses murieron en ataques con drones en el exterior desde 2009 en diversas operaciones antiterroristas. El uso de este tipo de aparatos ha aumentado la tensión con países como Pakistán y ha atraído las críticas de organizaciones de derechos humanos. Esta limitación a las amenazas 'inminentes' supone un cambio frente a la política anterior, que hacía referencia a amenazas significativas. También se espera que el Departamento de Defensa tome la iniciativa en lugar de la CIA.

El presidente de EEUU defiende el uso de drones porque 'salvan vidas'

El mandatario consideró que el progreso continuo contra Al Qaeda 'reducirá la necesidad' de ataques con drones y dijo que Estados Unidos sólo dirige ataques contra Al Qaeda y sus afiliaos. 'Estados Unidos no ataca cuando tenemos la capacidad de capturar a terroristas, nuestra preferencia siempre es detener, interrogar y enjuicar... Estados Unidos no realiza ataques para castigar a individuos', precisó.

Según el presidente, pese a que Osama Bin Laden 'está muerto' Estados Unidos 'sigue estando amenazado por terroristas'. 'Enfrentamos una amenaza real de individuos radicalizados aquí en Estados Unidos', agregó, al recordar el atentado del pasado 15 de abril en la ciudad de Boston, presuntamente cometido por los hermanos Tsarnaev, de origen chechén y residentes legales en el país, uno de ellos fallecido durante una operación policial.

Obama quiso destacar también que su país 'no está en guerra con el islam' y agregó que la 'violencia contra objetivos occidentales' proviene en muchas ocasiones de esa creencia falsa. 'La mayoría, aunque no todo el terrorismo que enfrentamos, es alimentado por una ideología común: la creencia de algunos extremistas de que el islam está en conflicto con Estados Unidos y Occidente. Nuestros esfuerzos sistemáticos para desmantelar organizaciones terroristas deben continuar. Pero esta guerra, como todas las guerras, debe terminar', concluyó.