Publicado: 19.11.2015 09:56 |Actualizado: 19.11.2015 10:01

Obama no ve solución en Siria mientras Al Asad siga en el poder

El presidente de EEUU ha asegurado que la marcha de Al Asad  "no depende de mí, tiene que ser el pueblo sirio el que tiene que estar de acuerdo". Mientras, el presidente de Siria ha subrayado que su salida del poder "depende únicamente de un proceso electoral en el que la población le retire su respaldo".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente estadounidense, Barack Obama, participa en la cumbre de APEC.- EFE

El presidente estadounidense, Barack Obama, participa en la cumbre de APEC.- EFE

MADRID.- El presidente de EEUU, Barak Obama, dijo este jueves en Manila que no ve solución a la guerra civil en Siria mientras el presidente sirio, Bachar Al Asad, continúe en el poder. "Es una situación a la que no se puede poner fin mientras Al Asad continúe en el poder", declaró Obama en alusión al conflicto en Siria, informaron fuentes oficiales estadounidenses.

La marcha de Al Asad "no es un asunto que dependa de mí. Tiene que ser el pueblo sirio el que tiene que estar de acuerdo", apuntó Obama tras entrevistarse con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, al margen de la cumbre del Foro de Asociación Económica Asia-Pacífico (APEC) que este jueves concluye en esta capital.



Obama ya se refirió ayer a la guerra civil siria al cuestionar la campaña militar de Rusia en apoyo de Al Asad, tras mantener un encuentro con el lider filipino, Benigno Aquino. Rusia "ha girado el foco de su operación militar, y lo que queremos ver es que fije el foco en lo que supone la principal amenaza, que es el Estado Islámico (EI)", apuntó.

El presidente estadounidense recordó que Rusia "fue un socio constructivo en las negociaciones de Viena para tratar de conducir una transición pacífica en Siria", y que ese proceso implica que el presidente Al Asad abandone el Gobierno.

Al Asad dice que el EI "no cuenta con una incubadora en Siria"

El presidente de Siria, Bashar al Asad, ha asegurado que el autoproclamado Estado Islámico "no cuenta con una incubadora en Siria", recalcando que el surgimiento del grupo se debió "al apoyo de turcos, saudíes, qataríes y la política occidental de apoyar a terroristas desde el inicio de la crisis" en Siria.

 "Si no tienes la incubadora, no debes preocuparte, pero (el grupo) puede seguir siendo fuerte mientras tenga el firme apoyo de distintos estados, ya sean de Oriente Próximo o estados occidentales", ha argumentado.

Al Asad ha descrito además como "un horrible crimen" los atentados de la semana pasada en París, que se saldaron con la muerte de 120 personas, apuntando que "siempre es algo triste oír como se mata a inocentes sin motivo". "En Siria entendemos el significado de perder a un familiar o un amigo querido. Hemos estado sufriendo esto durante los últimos cinco años", ha dicho.

"Lo sentimos por los franceses, al igual que por los libaneses unos días antes y por los rusos por el avión derribado en el Sinaí, o por los yemeníes, pero el mundo, y especialmente Occidente, ¿lo lamenta por ellos o solo por los franceses?"

"Lo sentimos por los franceses, al igual que por los libaneses unos días antes (en referencia al atentado en Beirut), y por los rusos por el avión derribado en el Sinaí, o por los yemeníes, pero el mundo, y especialmente Occidente, ¿lo lamenta por ellos o solo por los franceses?", se ha preguntado.

Respecto a la situación sobre el terreno, el presidente sirio ha dicho que "cambia cada día", explicando que "la mayoría de las zonas que controlan los terroristas han sido evacuadas por ellos o porque la gente ha huido a zonas controladas por el Gobierno".

"Militarmente, podemos ganar terreno o perder algún área, pero el Ejército no puede existir en todas las partes del país. En la actualidad, el 50% o el 60% de Siria es terreno vacío, donde no hay nadie", ha manifestado.

"Entre Damasco e Irak hay un espacio vacío, así que no se puede hablar sobre su control", ha señalado, resaltando que la situación en las fronteras "depende de los gobiernos que apoyan a los terroristas, como Turquía y Jordania". "Cuando se quiere controlar una frontera, ha de ser controlada por ambas partes", ha explicado.

En otro orden de cosas, Al Asad ha subrayado que su salida del poder depende únicamente de un proceso electoral en el que la población le retire su respaldo, recalcando que "no es algo que dependa de la opinión de un país extranjero".

"En el comunicado (de Viena) no hay nada que haga referencia al presidente. El punto principal es que todo lo que pase en el proceso político es algo que debe contar con el consenso de los sirios, por lo que la Constitución y el presidente, cualquier presidente, debe dejar su posición según un procedimiento constitucional", ha dicho.

"Por supuesto, va a haber elecciones parlamentarias, porque son las que mostrarán qué poderes políticos tienen un peso real entre la gente. Ahora cualquiera puede decir que es opositor, pero ¿qué significa eso?", se ha preguntado.

Asimismo, Al Asad ha sostenido que "si los sirios, durante el proceso de diálogo, quieren celebrar elecciones presidenciales, no es una 'línea roja'". "No se trata de mi decisión, debe haber un consenso entre los sirios", ha reiterado.

Por otra parte, ha descrito su viaje a Rusia como "fructífero", destacando que "los rusos comprenden muy bien esta región porque tienen relaciones históricas y las relaciones necesarias para jugar un papel".

Transición después de derrotar al terrorismo

Al Assad asegura que el Estado Islámico "no cuenta con una incubadora en Siria"

En cualquier caso, el presidente sirio ha afirmado que el proceso de transición "empezará después de que el terrorismo sea derrotado". "Antes de eso no tiene sentido acordar un calendario, ya que no se puede lograr nada a nivel político si los terroristas controlan zonas del país", ha valorado.

"Son el principal obstáculo para cualquier avance a nivel político. Una vez logrado esto (la derrota del terrorismo), en un año y medio o dos se puede llevar a cabo una transición", ha dicho.

"Si hablamos de redactar una nueva Constitución, celebrar un referéndum, elecciones parlamentarias y el resto de procedimientos (...) no se tardaría más de dos años", ha asegurado.

Asimismo, ha insistido en que "cualquiera que porte armas, aterrorice a la gente y destruya propiedad pública o privada o mate a inocentes es un terrorista, no un opositor", subrayando que "esto ocurre en cualquier país".

"Lo único que hemos hecho desde el inicio de la crisis es combatir el terrorismo y apoyar el diálogo. No perderé el tiempo hablando de la propaganda de Occidente", ha señalado, resaltando que "el problema desde el principio es que Occidente no necesita a este presidente (él) y quiere que el Gobierno fracase para poder cambiarlo".

Pese a ello, ha manifestado que "no se puede decir que no se hayan cometido errores". "Hay errores a nivel táctico. Todos los sirios son responsables de lo que ha ocurrido. Somos responsables de permitir que los terroristas vinieran al país porque algunos sirios tienen la misma mentalidad y otros aceptaron ser marionetas de los países del Golfo y de Occidente", ha recalcado.