Público
Público

Obama pide un mayor respaldo mundial para el proceso de paz

El presidente de EEUU insta a Israel a extender la moratoria de las colonias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barack Obama emplazó ayer de nuevo a Israel a prolongar la moratoria sobre la construcción de colonias en Cisjordania que caduca el próximo domingo. En su discurso en la Asamblea General de la ONU, el presidente de EEUU también pidió el respaldo internacional al proceso de paz que Washington volvió a impulsar a principios de este mes. El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu hasta ahora se ha negado a extender la moratoria de las construcciones en territorios ocupados.

En el mismo tono esperanzado -algunos dicen irrealista- que ha marcado la reanudación de las conversaciones directas el pasado 2 de septiembre, Obama aseguró que si las dos partes escuchaban 'lo mejor de ellas mismas', Naciones Unidas podría acoger dentro de un año 'un nuevo miembro, un Estado palestino independiente y soberano que viva en paz con Israel'.

Pero primero deberán superar el escollo de la moratoria que, subrayó el mandatario estadounidense, 'debe ampliarse' para que el proceso pueda 'seguir adelante hasta que se complete', dijo en la sala de la Asamblea ante el asiento vacío -quizás por la fiesta judía de Sukkot- del representante israelí.

De lo contrario, 'los palestinos nunca conocerán el orgullo y la dignidad de tener su propio Estado y los israelíes nunca conocerán la certidumbre y la seguridad de tener unos vecinos soberanos y estables comprometidos con la coexistencia', afirmó.

Íntimamente relacionado con el proceso en Oriente Próximo, Obama se refirió al otro tema que más preocupa a EEUU en la región: Irán. El presidente volvió a dejar la 'puerta abierta' a la negociación, aunque antes, insistió, Teherán 'debe demostrar un compromiso claro y creíble, y confirmar las intenciones pacíficas de su programa nuclear'.

El pasado junio, el Consejo de Seguridad impuso su cuarta ronda de sanciones contra el régimen iraní que contaron, gracias al impulso de Wahsington, con mayor respaldo internacional, sobre todo de Rusia que además esta semana ha dejado claro que no venderá un misiles a Teherán.

El presidente aprovechó la jornada para reunirse con el primer ministro chino, Wen Jiabao, y hablar de los asuntos contenciosos como la cotización del yuan o las recientes tensiones entre Pekín y Tokio a raíz del pesquero chino detenido por Japón. 'Nuestros intereses comunes superan nuestras diferencias', dijo Wen. Obama también se reunió con el primer ministro japonés, Naoto Kan.