Público
Público

Obama presenta un drástico plan de choque para crear empleo

El presidente de EEUU propone en el Congreso una inversión de 325.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Barack Obama ha presentado este viernes su ambiciosa propuesta para reducir el desempleo en EEUU por valor de 447.000 millones de dólares (unos 325.000 millones de euros) en un discurso ante la Cámara de Representantes.

Aún así, la medida tiene que ser aprobada en el Congreso, una ardua tarea si se tiene en cuenta que los demócratas controlan el Senado y los republicanos la Cámara de Representantes, algo que podría provocar una pugna partidista similar a la protagonizada este verano en torno al aumento del techo de la deuda.

La idea de Obama viene acompañada de una serie de recortes con los que tratará de frenar el enfado de los republicanos, críticos con el presidente por no haber contado con su opinión para este paquete de estímulo de empleo.

Entre éstas se encuentran los recortes de impuestos para empresas que contraten a nuevos trabajadores y recortará gravámenes sobre el salario de los trabajadores y las pequeñas empresas. 

Un plan que 'proporcionará un impulso a la economía que se ha estancado' En una alusión a las demandas republicanas de que se responda a la crisis económica con una disminución del gasto público para recortar el déficit fiscal, Obama aseguró que 'todo en el proyecto de ley estará completamente pagado. Todo'.

En su discurso, Obama instó a los legisladores una y otra vez a 'aprobar de inmediato' su plan, que 'proporcionará un impulso a la economía que se ha estancado' y estará 'completamente pagado'. Para Obama, 'todo lo que está aquí es el tipo de propuesta que han apoyado tanto republicanos como demócratas'.

El presidente estadounidense, cuya popularidad pasa por uno de los peores momentos desde que accedió al poder, propone que la 'supercomisión' que se creó en el Congreso para identificar antes de diciembre 1,5 billones de dólares en recortes al gasto público sume a esa cifra el costo del plan, bautizado como 'Proyecto de Ley para los Empleos Estadounidenses'.

Además, el próximo 19 de septiembre presentará un nuevo proyecto 'más ambicioso' de recorte del déficit presupuestario y la deuda pública, 'un plan que no sólo cubrirá el coste de este proyecto de ley, sino que estabilizará nuestra deuda a largo plazo'.

El aumento de los impuestos a los ciudadanos más ricos es una reclamación constante de Obama para hacer frente al déficit fiscal, aunque hasta ahora la resistencia a rajatabla de los republicanos lo ha hecho imposible.

Para acercar a los estadounidenses el drástico plan contra el desempleo, Obama arranca desde este mismo viernes una serie de visitas. Obama tiene previsto desplazarse primero a Richmond, en Virginia, donde participará en un encuentro con votantes para explicar los principales puntos de su plan, que combina recortes de impuestos con inversiones en infraestructuras.

- El plan prevé desgravaciones a las inversiones de las empresas en nuevos equipos.

- Se recortarán a la mitad los impuestos que las empresas deben pagar por cada nueva contratación.

- Recortes a los impuestos sobre los salarios de los empleados.

- Se extienden las prórrogas al seguro por desempleo.

- Se incentiva mediante desgravaciones fiscales la contratación de veteranos.

- Se facilita que, en lugar de recurrir a los despidos, los trabajadores puedan optar por compartir empleos.

- Se lanza una iniciativa para dotar el 98 por ciento del país de telefonía sin hilos de alta velocidad.

- Proyectos para rehabilitar edificios y viviendas vacías o sujetas a ejecución hipotecaria, para fomentar el empleo en la construcción.

- Establecimiento de un Banco Nacional de Infraestructuras, capitalizado con 10.000 millones de dólares, para invertir en proyectos de infraestructuras y posibilitar la inversión privada.

- Inversiones en el desarrollo de carreteras, sistemas de ferrocarriles y aeropuertos.

- Modernización de más de 35.000 escuelas públicas, por valor de 25.000 millones de dólares.

- Formación de jóvenes y adultos de bajos ingresos para posibilitar su inserción laboral en sectores económicos en crecimiento.

- Prohibición de la discriminación de los desempleados a la hora de seleccionar personal para un puesto vacante.