Publicado: 10.04.2014 20:29 |Actualizado: 10.04.2014 20:29

"Obama es el presidente que más multas ha impuesto por tener relaciones con Cuba"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Eugenio Martínez Enríquez, el nuevo embajador de Cuba en España, es un diplomático de carrera con experiencia en el país más difícil para un delegado cubano en el extranjero: EEUU.

Licenciado con honores en Relaciones Políticas Internacionales, políglota y autor de una obra sobre "la globalización neoliberal" que tituló Pensar a contracorriente, Martínez Enríquez ha alcanzado a los 44 años uno de los cargos más importantes del Ministerio de Exteriores de su país. 

¿Ha sido peor Obama con Cuba que otros presidentes de EEUU, como parecen indicar algunas protestas de La Habana?

En abril de 2009, poco después de iniciar su mandato, Obama declaró en la Cumbre de las Américas de Trinidad-Tobago que estaba dispuesto a iniciar una nueva era con América Latina y con Cuba. Y que si Cuba les daba licencias a los taxistas, y permitía que los cubanos fueran a la iglesia y viajaran al exterior, él cambiaría su política hacia Cuba. Cinco años después, a fines de 2013, Obama admitió que la política hacia Cuba se había instrumentado antes de que él naciera y no había logrado los objetivos que se proponía, por lo que había que buscar otra vía. Cuba ha dicho que tiene total disposición de dialogar y solucionar las dificultades con EEUU en base al respeto de la soberanía, de nuestra concepción y de la igualdad en cualquier conversación. Pero Obama no ha cambiado la política hacia Cuba. Es el presidente que más multas ha impuesto a empresas, bancos y entidades económicas que han tenido relaciones con nosotros. De hecho, por primera vez en más de 30 años, la sección de intereses de Cuba en Washington ha debido suspender sus trámites consulares porque no hay un banco en EEUU que le ofrezca servicios, debido a las regulaciones del Gobierno de EEUU: hizo gestiones con más de 50 bancos estadounidenses y ninguno aceptó hacer trámites con la delegación cubana por las condiciones especiales y restrictivas que pone Washington para hacer una transacción financiera con Cuba tan sencilla como la recaudación consular por los aranceles que cubanos y norteamericanos abonan en la sección de intereses de Cuba allí.

¿Pero sí ha habido una relajación de las normas para viajar a Cuba de los cubanos residentes en EEUU?

Es cierto. Obama permitió y eliminó las absurdas restricciones que impuso la Administración de Bush de limitar los viajes a los cubanos residentes en EEUU y a sus familiares hacia Cuba, al igual que el envío de remesas de dinero. Y ha autorizado, esporádicamente, licencias para que viajen estadounidenses a Cuba bajo ciertas categorías... con muchas restricciones, con enormes limitaciones y compromisos. En ese campo, efectivamente la Administración de Obama ha dado pasos en una dirección diferente de la de Bush. Pero todavía están por debajo de lo que había hecho la Administración de Clinton.

¿Así que el embargo era menos duro con Clinton que con Obama?

"Para que EEUU certifique a Cuba como democrática lo principal no es que hagamos elecciones a su manera, sino que devolvamos las propiedades nacionalizadas tras la Revolución"

Creo que es difícil de medir cuando se mantiene una política de restricciones y de bloqueo a Cuba. En la época de Clinton hay que recordar que firmó la terrible Ley Helms-Burton, que sigue vigente, que persigue a los empresarios norteamericanos o de otras nacionalidades que hagan negocios en Cuba y que dice en una de sus secciones que para que en Cuba haya un Gobierno democrático, entre otros diez requisitos, uno de ellos es que tiene que devolver las propiedades que fueron nacionalizadas el 1 de enero de 1959... O sea, no bastaría con que en Cuba se hicieran unas elecciones a la usanza de EEUU, sino que para que un Gobierno cubano sea democrático tiene que ser certificado por el de EEUU y esa certificación incluye que Cuba tiene que devolver las propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución. O sea, una propiedad nacionalizada el 31 de diciembre de 1958 a EEUU no le interesa. Las que nacionalizó Batista, las que nacionalizó el Gobierno de Tomás Estrada en 1902, no importan.

Eso pasó en la época de Clinton, por eso es muy difícil decir que entonces hubo un relajamiento del bloqueo. Lo que digo es que en el tema de los viajes de EEUU a Cuba, lo que hizo Obama fue recuperar de alguna forma muchas de las cosas que hacía Clinton pero con más restricciones y requisitos para viajar a Cuba ... imagínese que se han suspendido los trámites consulares en EEUU. Eso en la época de Clinton no pasó, funcionábamos perfectamente con uno o dos bancos.

¿Es verdad que, ante la crisis económica en EEUU y otros países occidentales, muchos cubanos que habían emigrado en la confianza de hacer fortuna ahora piden regresar a Cuba?

Así es. Ha habido un incremento de las solicitudes de repatriación a Cuba de los cubanos residentes en EEUU. Como hay una mejor comunicación para los viajeros desde EEUU y además Cuba ha flexibilizado los mecanismos para viajar desde y hacia la isla, más las transformaciones que se han producido en Cuba y que permiten a los cubanos asentarse mejor en el sistema mediante trabajo por cuenta propia, gracias a la actualización del modelo cubano; pues todo ello, sumado a la crisis en EEUU, ha incrementado las solicitudes de regresar a nuestro país de los cubanos que habían emigrado.

Esa liberalización de los viajes al extranjero también ha permitido que los disidentes cubanos recorran el mundo y regresen a la isla después de hacer campaña contra el Gobierno. ¿Eso está perjudicando la imagen de Cuba en el exterior?

Esas personas que usted llama disidentes, término que se emplea para dar la imagen de víctima, han ejercido un derecho que Cuba ha otorgado a todos los cubanos y que se limita muy escasamente, y de hecho a ellos no se les ha limitado. Han viajado por el mundo, que es donde son noticia, porque en Cuba son personas de poco prestigio, con ausencia de liderazgo y sin un proyecto de país, aunque se presenten de otra forma en el exterior. Yo siempre digo que no son noticia ni en su barrio, pero son amplificados en el mundo entero. Esa señora [en referencia a la bloguera Yoani Sánchez] que posiblemente hable un idioma y medio, porque dudo de que hable bien otro idioma, es traducida espontáneamente a 30 idiomas por un fantasma que no sabemos quién es y le publican cualquier cosa que escriba, independientemente de su calidad o veracidad, en 30 idiomas y con una difusión enorme en el mundo... Eso sólo es posible si hay un aparato de servicios especiales, o el apoyo de un Gobierno extranjero con recursos. Son líderes artificiales que en Cuba no tienen respaldo popular. Cuba les ha otorgado el derecho, como a todos los cubanos, de viajar al exterior y es donde mejor, efectivamente, se sienten, porque tienen el apoyo de potencias extranjeras que intentan desestabilizar a mi Gobierno. Pero Cuba es uno de los países con mayor estabilidad de América Latina, con una mayor seguridad ciudadana... motivos por los cuales muchos de los cubanos que emigraron quieren regresar. Y ese equilibrio social, esa seguridad, en Cuba se mantiene y no será alterada por elementos financiados por gobiernos extranjeros.

Entre los cambios económicos en Cuba figura la unificación de la moneda, convirtiéndola en una divisa negociable en los mercados internacionales. ¿Cómo va ese proceso y qué plazo se dan para culminarlo?

"Aunque ya hemos demostrado que hay una alternativa socialista al capitalismo, hoy toca demostrar que esa alternativa es sostenible" No puedo hablar de plazos exactos, pero ya se ha tomado la decisión de eliminar la dualidad monetaria y establecer un solo tipo de cambio tanto para el sector empresarial como para el público o el privado. Es un proceso complejo y costoso, pero muy necesario. El peso cubano acabará siendo la única divisa para todo tipo de transacciones. Cuba está en medio de transformaciones económicas muy importantes y el año 2014 será clave en ese proceso. Aunque ya hemos demostrado que hay una alternativa socialista al capitalismo, hoy toca demostrar que esa alternativa es sostenible. Y por eso nuestro objetivo es lograr un socialismo próspero y sostenible. Para conseguirlo tenemos que elevar los niveles de productividad, incrementar la producción de riqueza que permita el incremento de los ingresos de los cubanos para poder repartir esa, así como adoptar nuevas formas de gestionar la propiedad. Que es donde se están dando los cambios más importantes en Cuba: el 80% de la tierra es estatal, pero el 70% de la tierra se gestiona de forma privada. Eso quiere decir que, sin renunciar al carácter socialista del modelo cubano, se avanzará en el sistema de la propiedad cooperativa, socialista pero entre socios particulares, y de gestión privada o el llamado "trabajo por cuenta propia" que también ha crecido mucho: más de 440.000, cubanos ya ejercen ese trabajo individual, en más de cien áreas de la economía, sin depender del Estado para su gestión. Es decir, con sus propios medios, con la posibilidad de contratar fuerza de trabajo.

¿No les preocupa el ejemplo de los problemas que ha tenido Venezuela en cuanto a la especulación y el mercado negro de divisas? Especialmente teniendo en cuenta la presión de EEUU sobre Cuba y su obvio control sobe el dólar...

Es un paso necesario para Cuba, aunque tenga riesgos. Y no sé si se puede equiparar la situación de Venezuela a la de Cuba. Pero es un cambio imprescindible como parte de la actualización del modelo económico cubano. Debe hacerse. Afrontaremos los retos y lo haremos al ritmo necesario; no será una medida apresurada.

Su relación con Venezuela despierta duras críticas internacionales. ¿Cómo se ve la crisis política actual venezolana desde Cuba?

Es una situación muy compleja y los cubanos consideramos que el presidente Maduro y su Gobierno la están afrontando adecuadamente. Estamos ante una operación para desestabilizar y derrocar a un Gobierno. Que busca el enfrentamiento y la provocación, crear una situación de ingobernabilidad y la experiencia y las convicciones del Gobierno bolivariano han evitado que se cumplan esos objetivos de la oposición y de otros agentes externos que la apoyan. Nuestras relaciones son muy estrechas y de beneficio mutuo. Chávez fue el mejor amigo de Cuba. Millones de venezolanos han aprendido a leer, han vencido al analfabetismo y han mejorado los índices de salud, gracias a la presencia de decenas de miles de cubanos en Venezuela. Servicio por el cual Venezuela paga a Cuba, pero al mismo tiempo paga a su pueblo, porque les ofrece lo que antes no tenían. En Venezuela se ha recuperado un pueblo que estaba marginado, un pueblo pobre que apenas votaba, que no sabía lo que era una elección y mucho menos lo que era un hospital. Eso lo ha logrado un Gobierno revolucionario como el venezolano a lo largo de los años, que además se ha sometido a más elecciones que ningún otro Gobierno.

¿Cómo están las relaciones con España tras tensiones como las del caso Carromero?

Dada la intensidad de los vínculos culturales, lingüísticos, históricos, entre familias, las relaciones con España son maduras. Existe un gran conocimiento mutuo de los puntos en los que tenemos diferencias y en los que tenemos valores comunes, y hemos logrado administrar las situaciones que se van presentando. Ha primado el ajuste, el realismo, de la relación. En 2013 alcanzamos un récord histórico de intercambio económico. España es el tercer socio comercial de Cuba, en el campo de las exportaciones. No tanto en el de las inversiones, pero también está presente. Está entre los principales países emisores de turistas a Cuba (en torno al 7º u 8º lugar), y hay una gran presencia de cubanos en España y de españoles en Cuba. Lo más importante de la historia de Cuba fueron sus vínculos con España durante más de 400 años. Así que aunque ha habido diferencias y momentos de alguna tensión, se han venido solucionando a través de los canales diplomáticos y con respeto a la diversidad y al orden de cada uno de los dos países.

¿Siguen empresas españolas explorando recursos de hidrocarburos en aguas cubanas? ¿Hay problemas a causa del embargo de EEUU?

Sí, hay problemas. En general, cualquier exploración o inversión en Cuba, cualquier proceso económico en Cuba debe atravesar por el grupo de verificaciones previas para evitar violar las leyes extraterritoriales norteamericanas que impiden que Cuba adquiera cualquier mercancía que tenga al menos 10% de componentes norteamericanos, hecho que es cada vez más corriente por la abundancia de conglomerados corporativos, las adquisiciones de empresas por multinacionales. Y viceversa también: una empresa norteamericana o con matriz en EEUU no puede adquirir productos con más de un 10% de componentes cubanos. En el campo de la prospección petrolera también existe este riesgo. Y no hemos sido afortunados en esta área; existen estudios sísmicos que pudieran indicar la presencia de hidrocarburos en aguas profundas de la zona cubana del Golfo pero hasta el momento las prospecciones no han dado resultados de índole comercial.

¿Hay empresas chinas o de otros países que sigan explorando?

Ahora mismo no sé decirle. Ha habido empresas de muchos países: Malasia, China, Rusia, Vietnam, Venezuela, España, que usaron de común acuerdo una plataforma que se alquiló durante algún tiempo. En la nueva ley de inversión extranjera se contempla esta área como de prioridad, con beneficios y exenciones fiscales si fuera de interés para compañías extranjeras.

¿Cree que existen posibilidades de independencia energética para Cuba?

Esa es una de las áreas más importantes de la transición económica en Cuba. Modificar las matrices energéticas. Dependemos en un enorme porcentaje de los hidrocarburos para generar energía. Incluso más de lo que sucede en países exportadores de petróleo, como Venezuela o Brasil, cuya producción de energía depende en más de un 70% de la producción hidroeléctrica u otras alternativas de las que nosotros no disponemos. Uno de los grandes objetivos y aspiraciones de Cuba es transformar la matriz energética haciendo énfasis en la energía renovable, principalmente eólica y biomasa. Ya se ha hecho un mapa eólico de Cuba; se han identificado los lugares donde es posible la utilización de esa energía y tenemos planes para modificar esa matriz energética no sólo para evitar la dependencia del petróleo, que es muy alta, sino también para elevar la eficiencia de nuestra producción. El costo de un kw/h hoy en Cuba es muy alto y hace muy poco competitivas algunas empresas cubanas.

¿Con qué países van a desarrollar estas alternativas energéticas renovables? España está entre los países más destacados en tecnología eólica y solar.

Es un área abierta, pero prioritaria para la inversión extranjera en Cuba. Ya hay presencia española en el campo de la eólica y estamos estudiando la experiencia de España en energías renovables. Sé que es un país pionero en el mundo. La solar es más cara, requiere de una mayor inversión y la amortización es más lenta. También tenemos presente la biomasa.

¿Se está debilitando el movimiento bolivariano de integración latinoamericana tras la desaparición de Chávez?

La ausencia de Chávez es notable y Maduro lo ha reconocido. Pero eso no significa una debilidad de la ALBA. Ha habido un proceso paralelo: la creación de la CELAC que fue su sueño bolivariano y tuvo la primera cumbre en Caracas. Después en Chile y después en La Habana, donde todos los gobiernos latinoamericanos por primera vez en 200 años se han reunido sin la presencia de un gobierno extranjero. Allí se decidió que la región latinoamericana es una zona de paz y que nunca se va a utilizar la fuerza para dirimir conflictos. No hay un debilitamiento del proceso que impulsó Chávez.

Pero la ruptura de relaciones entre Venezuela y Panamá ¿no responde a una contraofensiva de EEUU para recuperar influencia en su patio trasero?

Eso se debió a que Panamá ha agredido a Venezuela al utilizar los recursos del país para darle una tribuna y plataforma a la oposición venezolana, y eso es una injerencia en los asuntos internos de otro país.