Publicado: 12.01.2014 19:29 |Actualizado: 12.01.2014 19:29

Obama promete un "alivio modesto" de las sanciones a Irán tras el acuerdo sobre su programa nuclear

"Es hora de dar a la diplomacia una opción de triunfar", reconoce el presidente estadounidense, que vincula su decisión, que se aplicará a partir del 20 de enero,  a "que Irán cumpla sus obligaciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, celebró hoy como un "avance concreto" el anuncio de que el pacto entre las potencias del grupo 5+1 e Irán se aplicará a partir del 20 de enero, y prometió un "alivio modesto" de las sanciones contra Teherán si mantiene sus compromisos bajo el acuerdo.

En un comunicado, Obama dio la bienvenida al "importante paso" anunciado hoy por la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, sobre la fecha de aplicación del pacto alcanzado en noviembre entre Irán y el G5+1 (formado por Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, China y Rusia, más Alemania).

"A cambio, en los próximos seis meses Estados Unidos y nuestros aliados del grupo 5+1 comenzaremos a implementar un alivio modesto (de sanciones) siempre que Irán cumpla sus obligaciones y mientras buscamos una solución integral al programa nuclear de Irán", indicó Obama. "No me hago ilusiones sobre lo difícil que será lograr este objetivo, pero por el bien de nuestra seguridad nacional y por la paz y seguridad en el mundo es hora de dar a la diplomacia una oportunidad de triunfar", argumentó.

"Es la primera vez en 10 años que Irán acuerda detener el progreso sobre su programa nuclear", valoró Obama

El mandatario destacó que la decisión de hoy de implementar el pacto "supone la primera vez en una década en que la República Islámica de Irán ha acordado tomar acciones específicas que detengan el progreso sobre su programa nuclear y den marcha atrás a partes clave" del mismo.

El pacto firmado en noviembre obliga a Irán a suspender parcialmente su programa nuclear a cambio del levantamiento de algunas sanciones y el compromiso del G5+1 de no imponer nuevas medidas restrictivas durante un plazo de seis meses.

Pese a suavizar el régimen internacional de sanciones a Irán, Estados Unidos seguirá "implementando de forma vigorosa" su marco general de sanciones, sin eliminar algunas de las más restrictivas, recordó Obama. "Y si Irán fracasa a la hora de cumplir sus compromisos, actuaremos para aumentar nuestras sanciones", advirtió.

El mandatario también lanzó una advertencia al Senado, donde una ley para aumentar las sanciones a Irán ha conseguido casi todos los apoyos que necesita para su aprobación, pese a la oposición de la Casa Blanca. "Imponer más sanciones ahora sólo nos haría arriesgarnos a que descarrilen nuestros esfuerzos para resolver este asunto de forma pacífica, y vetaré cualquier legislación que apruebe nuevas sanciones durante la negociación", subrayó Obama.

Los senadores que impulsan la legislación podrían sortear el veto presidencial si logran aprobar el proyecto de ley con 67 votos a favor, un objetivo para el que necesitan reunir 8 votos más, y si consiguen una mayoría similar en la Cámara de Representantes.

En el mismo sentido que Obama se pronunció el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en otro comunicado. "Hemos dado un paso crítico y significativo para alcanzar una resolución verificable que evite que Irán obtenga un arma nuclear", señaló Kerry, y envió la misma advertencia al Congreso.

"Ahora no es hora de imponer nuevas sanciones que podrían amenazar todo el proceso de negociación. No es hora de hacer política. Es la hora de actuar como estadistas, por el bien de nuestro país, la región y el mundo", indicó, si bien reconoció que las negociaciones con Irán serán "muy difíciles".