Público
Público

Obama: "Si quieres ser presidente tienes que trabajar para todos"

El presidente de EEUU responde a Romney. El mandatario ya saca cinco puntos al republicano, según la última encuenta de 'Wall Street Jornal'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A Barack Obama no le hace falta pasar al ataque. Le basta con esperar a las metedura de pata de su rival por la Casa Blanca, Mitt Romney, y salir al paso de las acusaciones o críticas con tranquilidad y sin elevar la voz más de lo debido. Así se mostró el presidente de EEUU para responder al candidato republicano en una entrevista en el Show de Letterman.

El mandatario declaró que 'una de las cosas que aprendes como presidente es que representas a todo el país. Si quieres ser presidente tienes que trabajar para todos'. Hacía referencia al vídeo publicado ayer en la web de la revista progresista Mother Jones de una cena privada de Romney con donantes el pasado 17 de mayo en Boca Raton (Florida), que ha levantado una gran polémica en el país.

Durante el encuentro, el republicano comenta que un 47 % de los estadounidenses votarán en noviembre por Obama porque 'creen que son víctimas, que el Gobierno tiene la responsabilidad de cuidar de ellos, que tienen derecho a salud, alimentación, vivienda o como lo quieran llamar'. 'Mi trabajo no es preocuparme por esas personas. Nunca los convenceré de que deberían asumir su responsabilidad y preocuparse de sus vidas', añade el republicano al desgranar su estrategia para llegar a la Casa Blanca.  

Obama: 'Si alguien no está de acuerdo conmigo no se puede sugerir que sean víctimas' 

Obama dijo también que 'todos cometemos errores; sin embargo, lo que la gente quiere saber es que no estás eliminando a una gran parte del país por la manera en la que funciona nuestra democracia'. 'Una cosa que nunca he intentado hacer y creo que ninguno de nosotros puede hacer en un cargo público es sugerir que, si alguien no está de acuerdo conmigo, son víctimas y no son patriotas', indicó el presidente.

Asimismo, recordó que cuando ganó las elecciones en 2008 un 47% del país votó por el candidato republicano John McCain. 'Escuché sus voces y dije: voy a trabajar todo lo duro que pueda para ser vuestro presidente', aseguró Obama, que agregó que 'no hay mucha gente ahí fuera que crea que son víctimas o que crean que deben recibir ayudas sociales'.

En una entrevista con la cadena Fox News, Romney no ha pedido disculpas por su declaraciones, aunque intentó matizarlas asegurando que cree 'en las personas libres y en la libre empresa, no en la redistribución'. 'No fue expresado de manera elegante. Permítanme decirlo de esa manera', han sido las escuetas declaraciones de Romney para intentar justificarse. 'Estoy seguro de que podría haberlo expuesto de manera más clara y más eficaz de lo que hice en un escenario como ese', destacó en una rueda de prensa en California.

'Romney está llevando una campaña inepta', comenta un columnista conservador de EEUU

El candidato republicano no sólo cargó contra Obama. También habló del conflicto entre Palestina e Israel  y comentó con sus acompañantes que los palestinos no tienen interés en alcanzar un acuerdo de paz con Israel y que un Estado palestino independiente no será posible. 'Veo que los palestinos no quieren la paz (...) están comprometidos con la destrucción y eliminación de Israel', dijo. 

El vídeo ha dado a la campaña de Obama la oportunidad de volver a un tema popular: que el multimillonario Romney es un elitista que no entiende a la gente común. El republicano ha recibido críticas por todos lados, hasta dentro del propio sector más conservador.

William Kristol, editor de Weekly Standard, calificó los comentarios de Romney como 'estúpidos y arrogantes'. David Brooks, un columnista conservador del New York Times, sostuvo que el candidato no parece entender la cultura estadounidense. 'Es lo que los ufanos millonarios se dicen entre ellos. Esto refuerza la imagen negativa que la gente tiene de Romney', escribió Brooks. 'Está llevando adelante una campaña presidencial deprimentemente inepta', añadió.

Obama ha conseguido mejorar su popularidad en detrimento de su rival

Romney visitará este míercoles Florida, un Estado donde el voto hispano es clave y cuyo peso en las elecciones puede ser determinante, para participar en varios actos de campaña. El principal será una entrevista con Univision, la mayor cadena en español del país, en un acto que tendrá lugar en la Universidad de Miami y que será transmitido primero en directo a través de Facebook (22.30 GMT) y luego en diferido por televisión (02.00 GMT).

En tanto, Obama ha conseguido mejorar su popularidad en detrimento de su rival. La última encuesta de NBC/Wall Street Journal da una ventaja de cinco puntos al presidente estadounidense sobre Romney. Entre los votantes que con más probabilidad irán a las urnas, Obama obtiene un apoyo del 50%, mientras que el republicano se queda con un 45%, según este sondeo mensual realizado entre el 12 y 16 de septiembre.

Obama ha ampliado su ventaja a poco que los debates televisados entre los dos candidatos pongan a la campaña en su recta final con un aumento de su apoyo en asuntos como en políticas de empleo. El 50% de los electores apoyan las medidas de Obama para mejorar la contratación, la cifra más alta de desde marzo, pese a que el índice de desempleo sigue por encima del 8%.

El candidato republicano visita este míercoles Florida, donde tendrá varios actos de campaña

Ésta es además la primera encuesta de NBC/WSJ que se realiza después del efecto mediático de las convenciones de partido de demócratas y republicanos y que parecen haber dado escaso o nulo empuje a Romney entre los votantes indecisos. Por vez primera desde julio, los sondeados no dan ventaja a Romney ante la pregunta de quién es el político más adecuado para dirigir la economía del país, con un empate en el 43% con Obama.

La nota negativa para Obama se da en política exterior, ya que su índice de aprobación en este campo se ha reducido del 54% de agosto al 49% en septiembre. La caída coincide con la oleada de protesta de musulmanes en las embajadas estadounidenses y la muerte el 11 de septiembre del embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, en un ataque al consulado de EEUU en Bengasi.