Publicado: 04.03.2014 19:42 |Actualizado: 04.03.2014 19:42

Obama reconoce los "intereses legítimos" de Rusia en Crimea pero reniega del uso de la fuerza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Creo que todo el mundo reconoce que, aunque Rusia tiene intereses legítimos en lo que ocurre en un Estado vecino, eso no le da derecho a utilizar la fuerza como medio para ejercer su influencia". Son palabras del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una nueva reacción ante la crisis internacional que ha desatado el movimiento de tropas rusas en la provincia ucraniana de Crimea.

El presidente de EEUU ha vuelto a advertir a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de que Moscú "no tiene derecho" a usar la fuerza para intervenir en Ucrania y reiteró que Rusia está "violando" leyes internacionales. El lunes, la Casa Blanca comenzó a aprobar medidas para "hacer daño" al Kremlim, para aislarle diplomática y comercialmente. Obama suspendió toda cooperación militar con Rusia por su intervención en Crimea, lo que incluye encuentros bilaterales, maniobras conjuntas, conferencias previstas y visitas a puerto. Una señal de que la guerra ha comanzado aunque no haya disparos.

Los intereses que Obama le reconoce a Rusia no son distintos de los que tiene Occidente, por eso, EEUU ha anuciado este lunes una ayuda económica para Ucrania con un subsidio de alrededor de mil millones de dólares para energía, el mismo día en el que el secretario de Estado, John Kerry, iniciaba su visita a Kiev y, también, el mismo día en el que el presidente ruso anulaba el acuerdo que suscribió con el depuesto Yanukóvich sobre el precio de gas.

Este acuerdo, junto a otras medidas de ayuda económica, eran un estímulo para que Ucrania continuara bajo el área de influencia rusa a cambio de un precio asequible del gas ruso. La réplica han sido los mil millones anunciados por EEUU.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, rinde homenaje a los "caídos" durante las protestas en Kiev que derrocaron a Yanukóvich.- REUTERS

Rusia todavía tiene la "oportunidad" de trabajar con la comunidad internacional "para estabilizar la situación" en Ucrania, sostuvo Obama tras presentar su propuesta presupuestaria para el año fiscal 2015 en una escuela de Washington.

Según el mandatario, hay "una fuerte creencia" en Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y "aliados" como Japón y Canadá en que el despliegue de tropas rusas en la región autónoma ucraniana de Crimea está "violando el derecho internacional".

"Sé que el presidente Putin parece tener a un grupo distinto de abogados haciendo un conjunto distinto de interpretaciones", ironizó Obama.

Para el jefe del Ejecutivo de EEUU, la intervención en Crimea no debe ser vista como "un signo de fortaleza" por parte de Rusia, sino que, más bien al contrario, puede llevar a muchos países a "alejarse" de Moscú.

El mandatario norteamericano agregó que Putin "puede estar hablando mucho por ahí, pero los hechos sobre el terreno indican que en este momento no está cumpliendo" con el principio que establece que un pueblo "soberano" como el ucraniano debe ser capaz de decidir libremente sobre su futuro.

Ucrania puede ser un país "amigo" de Occidente y a la vez de Rusia, siempre y cuando nadie "esté tratando de inmiscuirse e intervenir" en decisiones que solamente debe tomar el pueblo ucraniano, advirtió Obama.