Público
Público

Obama ve en India uno de sus grandes aliados para este siglo

Washington firma todo un catálogo de acuerdos comerciales como ya hiciera Londres el pasado verano.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aviones, colaboración nuclear civil y de defensa, puestos de trabajo y la aventura espacial. Así se resume el paso del presidente de EEUU, Barack Obama, por India, desde donde ha expresado su convencimiento de que el país asiático se convertirá en uno de los grandes socios del siglo XXI.

El paso de Obama por India este fin de semana se parece mucho al que protagonizara el primer ministro británico David Cameron, el pasado verano nada más asumir el cargo. Aunque en esta ocasión Obama ha sabido mantener la diplomacia y no ha hecho una críticatan fuerte a Pakistán como hizo el británico.

Porque aunque Obama haya centrado sus reuniones con el primer ministro indio,  Manmohan Singh, en términos comerciales, es seguro que la amenaza del terrorismo proveniente de Pakistán ha estado encima de la mesa.

De ahí que Singh se expresara esta mañana con una frase muy repetida por Londres y Washington: 'Siempre mantendré que un Pakistán fuerte, pacífico y estable está en el interés de la India', dijo. Lo que si se hizo público fue el nuevo ofrecimiento de EEUU para mediar con su vecino por las disputas en Cachemira.

'Siempre mantendré que un Pakistán fuerte, pacífico y estable está en el interés de la India', dijo SinghObama se ofreció a desempeñar 'cualquier papel' que la India y Pakistán consideren 'apropiado' para resolver el conflicto, aunque aseguró que 'EEUU no puede imponer una solución a este problema'.

India ha rechazado hasta ahora cualquier mediación internacional en Cachemira, un territorio que ambos países se disputan desde su independencia en 1947 y que ha llevado a dos guerras entre ambos. Singh eludió referirse a una eventual mediación estadounidense y se limitó a subrayar que la India 'no tiene miedo' de abordar todos los asuntos pendientes con Pakistán, incluida Cachemira.

Pero el primer ministro reiteró la postura oficial de su Gobierno en los últimos dos años al recordar que el diálogo no puede ocurrir mientras 'simultáneamente, la maquinaria terrorista siga tan activa como antes'.

Obama apostó por desterrar el 'estereotipo' de que países como la India quitan puestos de trabajo a los estadounidenses y rechazó las medidas proteccionistas. Para sostener esta postura, se remitió a los 20 acuerdos comercales sellados durante su visita, que deben crear más de 50.000 empleos en EEUU y que ascienden a un valor total estimado en 10.000 millones de dólares.

Entre ellos, el presidente destacó hoy el 'preacuerdo' alcanzado para que la India compre diez aviones de transporte C-17 a la compañía estadounidense Boeing. Este pacto 'apoyará', según Obama,  22.000 puestos de trabajo en EEUU y puede alcanzar un valor de 5.800 millones de dólares.

Boeing cerró otro acuerdo con la aerolínea india Spicejet para la venta de 30 aviones comerciales y el gigante General Electric proveerá a la agencia aeronáutica india 107 motores de reacción para aviones de combate.

Singh agradeció al presidente norteamericano su compromiso de levantar restricciones a las exportaciones de alta tecnología a India y destacó que la ayuda estadounidense es fundamental para que el gigante asiático consiga su objetivo de crecer a un ritmo del 9-10 por ciento anual en las próximas tres décadas.

'Hemos acordado pasos para ampliar nuestra cooperación en el espacio, (energía) nuclear civil, defensa' y otros sectores, resumió el primer ministro indio.

Obama aprovechó también para renovar su compromiso con el desarrollo nuclear de India. Ambos países sellaron junto con Reino Unido un acuerdo de cooperación nuclear civil sellado entre ambos países y anunciaron la firma de un memorando de entendimiento para la colaboración en un centro global de energía atómica.

Otros acuerdos incluyen la implantación de un centro de investigación de energías renovables, otro para el estudio de las lluvias monzónicas y un tercero para la detección de enfermedades.

EEUU y la India también firmaron un programa de cooperación energética y un compromiso para explorar recursos de gas de pizarra.