Publicado: 14.07.2015 12:43 |Actualizado: 14.07.2015 14:12

Obama y el presidente iraní Rouhani anuncian el histórico acuerdo nuclear en mensajes televisados

Ambos insisten en que es "un nuevo capítulo" para la comunidad internacional. Obama avisa de que si Irán incumple las negociaciones "se incrementarán las sanciones".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, comparece en la televisión para anunciar el acuerdo nuclear./ REUTERS

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, comparece en la televisión para anunciar el acuerdo nuclear./ REUTERS

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha dirigido a la nación para explicar que el acuerdo alcanzado este martes en Viena entre las grandes potencias del 5+1 e Irán para resolver la disputa por el programa nuclear iraní, es "un nuevo capítulo hacia un mundo más seguro" y ha declarado que le parecía "irresponsable" no firmarlo porque "no se basa en la confianza sino en la verificación".

Obama ha destacado que este pacto demuestra que tras 25 años de conflicto entre Estados Unidos e Irán, "la cooperación puede vencer décadas de confrontación gracias a la diplomacia" y por ello, ha amenazado al Congreso norteamericano con usar su capacidad de veto si adopta medidas que vayan en contra de este pacto.

Asimismo, en una declaración sin preguntas ante la prensa en la Casa Blanca, el presidente de EEUU ha insistido este compromiso impone una serie de condiciones a Irán para que reduzca su programa nuclear, paralice algunas actividades y dé pleno acceso al personal de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) para supervisar sus instalaciones civiles y militares durante las 24 horas de los siete días de la semana.

Por estas razones, en caso de que Irán incumpla las negociaciones, Estados Unidos incrementará las sanciones en 65 días y asegura que las consecuencias serán relevantes para el país asiático.



"La decisión que vamos a tomar es sobre el programa de armas, pero es mucho más que esto"

Para Obama, el acuerdo alcanzado favorece la seguridad nacional porque "conseguirá evitar que Irán no tenga el arma nuclear" y esta situación "beneficiará a los países aliados y a la seguridad de las Naciones Unidas" además de "evitar las posibilidades de tener una guerra".

Al hilo de estas declaraciones, el presidente de Estados Unidos ha dicho que confía en que el Consejo de la ONU revise el acuerdo y exija el cumplimiento de este acuerdo.

A pesar de haber firmado este pacto con el país asiático, Washington tiene muy presente su relación con Israel y por ello, seguirá tomando medidas por el apoyo de Irán al terrorismo, aunque el presidente asevera que están dispuestos a conversar a pesar de las dificultades.

Por último ha concluido diciendo que "Estados Unidos es más fuerte no cuando está solo" sino cuando consigue "unir a la comunidad internacional".

Rouhani: "La nueva era ha comenzado"

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rouhani ha celebrado el acuerdo alcanzado y defiende que "esta victoria" es resultado de "firmeza, residencia, paciencia y perseverancia" de Irán. Ha elogiado este compromiso con las grandes potencias asegurando que "la nueva era ha comenzado". 

En un discurso televisado a la nación, ha asegurado que Teherán "no pidió caridad" sino que pidió "negociaciones justas y en las que todos ganaran". Asimismo, ha mostrado su disconformidad con las sanciones aplicadas al régimen y ha declarado que nunca funcionaron.

Irán insta a los estados vecinos que ignoren la "propaganda" que hace Israel sobre Teherán. 

El acuerdo abre un "nuevo capítulo" en las relaciones internacionales.

La Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, han defendido este martes que el acuerdo alcanzado con Irán sobre su programa nuclear es un "buen acuerdo para todas las partes" porque "garantiza que el programa nuclear será exclusivamente pacífico y supondrá un cambio fundamental" y contribuirá a "la paz y seguridad" internacionales.

En una declaración conjunta al término de las negociaciones en Viena, ambos han reconocido que se trata de un "día histórico" tras una negociación prolongada pero finalmente "exitosa". "Con valentía, voluntad política, respeto mutuo y liderazgo, hemos conseguido lo que el mundo esperaba: un compromiso compartido con la paz y de unir nuestras fuerzas para hacer nuestro mundo más seguro", han subrayado.

Asimismo, han sostenido que lo acordado permitirá "crear las condiciones para restablecer la confianza y construir un nuevo capítulo en nuestra relación".

"Nadie pensó que fuera a ser fácil, las decisiones históricas nunca lo son", han admitido ambos, adelantando que el "Plan de Acción Conjunto Integral", al que acompañan cinco anexos, será presentado "en los próximos días al Consejo de Seguridad de la ONU" para su aprobación.

"Irán reafirma que bajo ninguna circunstancia volverá a buscar, desarrollar o adquirir ningún armamento nuclear", han asegurado en la declaración conjunta, aclarando que el acuerdo también prevé "el levantamiento integral" de las sanciones impuestas contra Irán, tanto a nivel multilateral como nacional.

Según han aclarado, tanto el texto como los anexos serán hechos públicos a lo largo del día de hoy y se trata de documentos "detallados y específicos" ya que todas las partes "querían claridad para garantizar la plena y efectiva puesta en práctica del acuerdo".

El acuerdo alcanzado "permite que la República Islámica se reintegre en la comunidad internacional"

Por otro lado, el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, aseguró que el pacto es "histórico", además de destacar que "limita las capacidades nucleares de Irán" y que "permite que la República Islámica se reintegre en la comunidad internacional".

Asimismo, explicó ante la prensa que, según las condiciones del acuerdo, durante diez años Irán necesitará al menos doce meses para acumular el material necesario para un arma nuclear. En los cinco siguiente años, ese período seguirá siendo "importante", dijo Fabius.

Y tras esos 15 años, aseguró el ministro francés, Irán estará aplicando ya el llamado "protocolo adicional" del Tratado de No Proliferación de Armas nucleares (TNP), que permite inspecciones de la ONU sin límites y avisos previos en ese país.

Por otra parte, Fabius explicó que las sanciones contra Irán serán levantadas "paso a paso" y que las partes del acuerdo seguirán estando siempre "vigilantes" para que el dinero que Teherán obtendrá no acabe financiando actividades terroristas.

Con todo, destacó que la reintegración de Irán en la comunidad internacional permitirá a las empresas de su país hacer negocios. En cuanto a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que debe respaldar este acuerdo, Fabius adelantó que será aprobada en los "próximos días" en Nueva York.

Sobre el levantamiento del embargo de armas convencionales, el jefe de la diplomacia francesa dijo que el acuerdo contempla prolongar esa medida durante cinco años más.

Finalmente, sobre las inspecciones de la agencia nuclear de la ONU ante las posibles dimensiones militares del programa atómico iraní, Fabius aseguró que el pacto prevé "un proceso creíble" que permitirá a los inspectores hacer su trabajo en Irán.Introduzca el texto aquí