Publicado: 05.09.2016 10:52 |Actualizado: 05.09.2016 13:33

Obama y Putin urgen a continuar las negociaciones en el G-20 sobre un alto el fuego en Siria

Tras el fracaso inicial de los primeros diálogos en China, los líderes de ambos países insisten a sus delegaciones en que traten de alcanzar un acuerdo para el conflicto. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, junto al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en el G-20. Kremlin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, junto al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en el G-20. Kremlin

HANGZHOU.- Los presidentes de EE.UU. y Rusia, Barack Obama y Vladímir Putin, urgieron hoy a que sus delegaciones continúen las negociaciones para lograr un alto el fuego en Siria que permita aumentar el envío de ayuda humanitaria, durante un largo encuentro en el contexto de la cumbre del G-20 en Hangzhou (este de China).



Según fuentes de la Casa Blanca, ambos líderes "aclararon los puntos pendientes de las discusiones" y urgieron al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y a su par ruso, Serguéi Lavrov, a que continúen las negociaciones para ver si pueden llegar a un acuerdo, después de un fracaso inicial de éstas en Hangzhou.

Kerry y Lavrov planean reunirse en los próximos días, "seguramente esta semana", dijo la misma fuente, que valoró las discusiones entre Obama y Putin de "constructivas", ya que ahora "está claro cuáles son nuestras respectivas posiciones".

Obama y Putin estuvieron reunidos durante 90 minutos, un lapso de tiempo más prolongado que el de otros encuentros mantenidos entre líderes en los márgenes de la cumbre.

Los principales desacuerdos entre las dos partes fueron descritos como "técnicos", mas relacionados con la parte de implementación del acuerdo, que la búsqueda para aliviar la situación humanitaria en el país.

"Ha habido alguna recaída desde algunas de las discusiones recientes en Ginebra, pero creo que hoy se han acotado los términos (de las negociaciones) para volver a lo esencial", indicó la fuente.

Las delegaciones encabezadas por Kerry y Lavrov llevan semanas de discusiones, celebradas sucesivamente en Moscú, Washington, Ginebra, y en los pasados dos días en Hangzhou, donde ayer y hoy se celebra la cumbre de líderes del G20.

Según la parte estadounidense, Washington (que apoya a fuerzas opositoras, mientras Moscú respalda a las de Bachar al Asad) está centrado en asegurar que el acuerdo "permite un periodo de calma para acceder con urgencia a la población que necesita ayuda humanitaria".

El cese de hostilidades, dijo, "ha sido parte del foco de atención", y también "qué se puede hacer para centrarse en el Frente al Nusra y en el Estado Islámico".

Ambas partes no se ponen de acuerdo en si los rebeldes a los que apoya la coalición antiyihadista son oposición moderada o yihadistas del Frente al Nusra, mientras Estados Unidos busca en principio que el Ejército sirio cese todos sus bombardeos.

Obama y Putin también discutieron durante su encuentro sobre la situación en Ucrania, y el presidente estadounidense insistió a su homólogo ruso en que "las sanciones sobre Rusia continuarán mientras no se implementen totalmente los acuerdos de Minsk"