Publicado: 06.01.2016 13:50 |Actualizado: 06.01.2016 14:00

"El objetivo de Corea del Norte
es hablar de tú a tú con EEUU"

Georgina Higueras, periodista experta en Asia y Oriente, desvela las claves que esconde el anuncio de Corea del Norte de haber realizado su primera prueba con una bomba H

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
pyongyang2

El líder norcoreano Kim Jong-un.- REUTERS

MADRID.- El anuncio de Corea del Norte de haber llevado a cabo su primera prueba con una bomba de hidrógeno refleja "el distanciamiento del régimen de Pyongyang con China", dice a Sputnik Novosti Georgina Higueras, periodista experta en Asia y Oriente Próximo.

Pekín "ha intentado por todos los medios evitar la nuclearización de Corea del Norte". La pruebas nucleares del régimen de Pyongyang han "medio roto" las relaciones entre China y Corea del Norte.

"No se han roto del todo porque Corea del Norte necesita el apoyo comercial y la ayuda económica de China", pero se ha producido un cisma entre ambos países "de la magnitud del que se produjo entre China y la URSS cuando Pekín reclamó a Nikita Kruschov que le diera el apoyo que le había prometido Stalin para la tecnología nuclear" y Kruschov "le dijo que de ninguna manera", explica Higueras. "Estamos viendo una repetición de la historia" asevera la experta.

Para Higueras, "ya no hay forma de sancionar a Corea del Norte" porque además al régimen le da igual que la prueba de hoy "aísle más a su país". El único desafío es que "China rompiera definitivamente", pero eso "no ocurrirá porque Pekín no quiere el colapso del régimen". Un colapso que nadie quiere en la región "porque no sabemos cuál es su potencia nuclear de verdad". Un estallido nuclear en la zona "sería gravísimo" y el colapso del régimen "podría dar origen a todo ello". Y ese es el "gran problema", concluye la especialista.



Al régimen "le da igual que esta prueba aísle más a su país"

"El gran objetivo de Pyongyang es hablar de igual a igual con Estados Unidos, siempre ha considerado que sólo lo lograría si tenía armamento nuclear", explica la especialista.

Primero empezó con las pruebas nucleares de bombas más pequeñas y "ahora ha dado un paso más avanzado en la tecnología nuclear", aunque los servicios de inteligencia surcoreanos habrán de confirmar que "sea de verdad una bomba de hidrógeno".

"Es posible que hayan inyectado algo de hidrógeno" porque el temblor que han detectado, el inducido, "ha sido de 5,1 y eso refleja que es más o menos la misma medida de la prueba anterior que también provocó un temblor de 5,1". "Es extraño que una bomba de hidrógeno de solamente un temblor de esa magnitud", dice Higueras.

Corea del Norte "lo tiene clarísimo" y lo primero que han dicho "es que no quieren amenazar a nadie". La prueba es una demostración fundamentalmente de dos retos. Uno que "nadie va a entrar en su territorio y les va a ocupar" y, segundo, que ahora "estarían dispuestos a hablar con EEUU".

Higueras sostiene que al régimen norcoreano "les da igual que esta prueba aísle más a su país". Sus objetivos son "su independencia" y "hablar de tú a tú con el resto de países" y consideran que solo el día que "sean una potencia nuclear tan fuerte como los demás, EEUU, que es el gran obsesión de Corea del Norte, querrá entablar unas relaciones o un diálogo de igual a igual con ellos y establecer relaciones diplomáticas y romper el aislamiento".

Y hasta que no lo consigan seguirán por este camino, "un avance continuo hacia el abismo que les lleva al aislamiento total y absoluto del régimen".