Publicado: 31.07.2014 14:10 |Actualizado: 31.07.2014 14:10

Los observadores de la OSCE analizan la escena donde se estrelló el avión malasio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo de expertos internacionales llegó hoy al lugar donde se estrelló hace dos semanas el vuelo MH17 de Malaysian Airlines con 298 pasajeros a bordo, en una zona controlada por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

"La misión de observadores de la OSCE (en Ucrania) ha llegado al lugar del siniestro del MH17 por primera vez en una semana, acompañada de cuatro expertos holandeses y australianos. Se empleó una nueva ruta" para llegar a la zona, escribió el Organismo para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) en Twitter.

En una primera etapa de la investigación de la tragedia, los expertos de los dos países que más víctimas han sufrido en la catástrofe tratarán de localizar restos humanos que no han sido hallados por los servicios de rescate ucranianos y las pertenencias personales de los pasajeros y miembros de la tripulación fallecidos.

Por otro lado, la embajada de Malasia en Kiev confirmó la llegada hoy a la capital ucraniana de 68 policías procedentes de ese país asiático que acompañarán a los expertos en la investigación del siniestro.

Ucrania suspendió hoy por un día todas sus operaciones militares en el este del país por petición expresa del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que ha exigido parar los combates para permitir a expertos internacionales acceder al lugar donde cayó el avión malasio con 298 pasajeros a bordo.

"El 31 de julio, las tropas que toman parte en la fase activa de la operación antiterrorista no participan en acciones de combate a excepción de la defensa de sus posiciones de las agresiones" del enemigo, informó el centro de prensa de las fuerzas ucranianas.

Kiev ha declarado este jueves como "el Día de la OSCE (...) por exigencia del secretario general de la ONU" a fin de "garantizar un trabajo efectivo de los expertos internacionales en la zona del siniestro del Boeing 777" malasio, presuntamente derribado hace dos semanas en una zona controlada por separatistas prorrusos.