Público
Público

Todo el poder para Erdogan Los observadores dicen que el referéndum de Turquía no cumplió con los estándares democráticos

El Consejo de Europa y la OSCE aseguran que el "marco legal" con el que se desarrolló la consulta no era el adecuado 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Las papeletas del referéndum sobre la reforma constitucional en Turquía. REUTERS/Umit Bektas

El referéndum constitucional celebrado el domingo en Turquía no cumplió con los estándares democráticos, debido sobre todo a la "falta de imparcialidad" en la campaña, afirmaron este lunes en un comunicado los observadores de la Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE) y del Consejo de Europa.

"El campo de juego no estaba nivelado", dijo la jefa de la misión de la OSCE, Tana de Zulueta. "En general, el referendo no cumplió con las normas del Consejo de Europa", advirtió por su parte Cezar Florin Preda, líder del equipo de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Preda ha añadido asegurado que el "marco legal" con el que se desarrolló la consulta no era el adecuado para "un proceso genuinamente democrático".

El jefe de la delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europea ha asegurado que durante la jornada electoral "no hubo grandes problemas", "salvo en algunas regiones", pero ha lamentado "la ausencia de observadores de la sociedad civil en los centros electorales".

Por su parte, la jefa de la misión de observación de la OSCE en el referéndum ha considerado que la consulta se ha desarrollado en "ambiente político en el que las libertades fundamentales esenciales para un proceso genuinamente democrático estaban limitadas por el estado de emergencia y en el que los dos bandos "no tenían las mismas oportunidades para exponer su visión ante los electores". 

En este sentido, los observadores han denunciado que los gobernadores provinciales utilizaron las competencias que les otorga el estado de emergencia para "restringir más la libertad de expresión y de asamblea". "Un estado de emergencia nunca debería usarse para socavar el Estado de derecho", ha asegurado Preda.

En su comunicado, la misión de observadores internacionales ha incidido en que el "marco legal" de la consulta no permitía de modo suficiente la "cobertura imparcial" de los medios ni garantizaba a todos los partidos políticos el mismo acceso a los medios públicos, dando "preferencia" a la formación gubernamental, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y al mandatario, Recep Tayyip Erdogan.

Los observadores han considerado que la legislación vigente en Turquía "limita la plena participación" en el referéndum de todos los partidos políticos y "no regula" la implicación de otros actores, toda vez que a las organizaciones de la sociedad civil y a las asociaciones profesionales la Comisión Superior Electoral les ha impedido celebrar actos. "El marco de la campaña era restrictivo y la campaña desequilibrada debido a la activa implicación de varias autoridades nacionales, así como de varios altos cargos públicos locales en la campaña a favor del , ha denunciado De Zulueta.

La responsable de la misión de observación de la OSCE ha dicho que han detectado un "mal uso de los recursos estatales" y una "obstrucción" a los actos de la campaña a favor del no. "La retórica de la campaña se ha visto mancillada por algunos altos cargos que igualaban a los partidarios del no con simpatizantes del terrorismo y, en muchos casos, los partidarios del no han sufrido intervenciones policiales y violentos altercados en sus actos", ha asegurado.

Sobre la jornada electoral, los observadores han afirmado que se desarrolló de "manera ordenada y eficiente" en un "número limitado" de centros electorales, mientras que, "en algunos casos", el acceso de los observadores de la OSCE a los centros "fue denegado o limitado".

Tras recordar que hubo una amplia presencia policial dentro y fuera de los centros electorales, la misión de observación del referéndum ha considerado que la decisión de la Comisión Superior Electoral de cambiar "significativamente" el criterio de validación de los votos en plena jornada de voto "socavó" una importante "salvaguarda" electoral y fue "contradictoria" con la legislación turca.

La misión conjunta de la OSCE y el Consejo de Europa, integrada por 63 observadores de veintiséis países, permanecerá en Turquía hasta el sábado.