Público
Público

Occidente obvia las violaciones de derechos humanos del CNT

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU acusa a ambos bandos de usar a niños soldados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las violaciones de derechos humanos y los presuntos crímenes de guerra de las fuerzas gadafistas han sido masivos y están ampliamente documentados. Pero los rebeldes no están exentos de dudas, según la Unión Africana, Amnistía Internacional, Unicef y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en documentos oficiales consultados por Público. Aun así, Occidente se apresta a aplicar la tradicional política del doble rasero y a dar patente de corso al nuevo poder libio para evitarle engorrosas investigaciones.

Los países arietes de los bombardeos occidentales, Francia y Gran Bretaña, recibieron hace dos meses en la ONU las informaciones que señalaban 'alegaciones fundadas' de que las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) estaban utilizando niños soldados en sus ofensivas. La utilización de menores de 15 años en los combates es considerada un crimen de guerra desde la resolución 1612 del Consejo de Seguridad de la ONU, en 2005.

'La Comisión ha recibido alegaciones sobre el uso de niños soldados por ambos contendientes del conflicto', indica el borrador de las deliberaciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU del 1 de junio.

'La Comisión ha recibido alegaciones sobre el uso de niños soldados'

Ya el 19 de abril, Radhika Coomaraswamy, la representante especial del secretario general de la ONU, solicitó 'de forma urgente, tanto al Gobierno libio y a sus fieles como a la oposición, que cese la utilización de niños como combatientes'.

Fuentes de Unicef desplegadas en Libia señalaron a Público que la generalización de las operaciones militares y la decisión de la comunidad internacional de evitar todo contacto con los dirigentes del régimen gadafista dificultó su trabajo.

Amnistía Internacional recalcó hace tres días que existen informaciones fiables de que también los rebeldes estaban violando los derechos de la infancia y perpetrando violaciones de los derechos humanos de los inmigrantes en Libia. El presidente de la Unión Africana, Jean Ping, fue más lejos y subrayó que un tercio de la población libia es de piel negra (entre inmigrantes y tuaregs libios), y que 'el CNT parece confundir negro con mercenario. Están matando y maltratando a gente por ello'.