Público
Público

Occupy London denuncia violencia en los desalojos

La acampada de San Pablo será levantada esta semana por orden judicial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco de las Ideas, el edificio abandonado de UBS ocupado por los indignados londinenses, tocó a su fin la pasada madrugada del lunes. Las instalaciones que desde el inicio de su ocupación en noviembre habían funcionado como 'una comunidad abierta' y 'un espacio de arte para el público', apuntan desde Occupy London fueron desalojadas de manera pacífica. De hecho, los portavoces del movimiento destacan que, desde que se produjera la orden de desahucio hace una semana, el acceso al Banco de Ideas fue cerrado al público. Y, con ayuda de voluntarios convocados vía Twitter, se limpiaron las instalaciones.

Sin embargo, el desalojode otro edificio también del banco suizo y que funcionaba como centro comunitario en Earl Street no corrió la misma suerte. Cerca de 70 ciudadanos resistieron en su interior y, en torno a la una y media de la madrugada, 'policías y agentes judiciales sin identificar' cubiertos con pasamontañas, según los indignados, irrumpieron violentamente en el interior del edificio. Fuentes policiales informaron de que se efectuaron al menos dos detenciones.

La Policía irrumpió por la fuerza en un centro comunitario de Earl Street

A través de su página web, el movimiento ha difundido un vídeo de denuncia que muestra cómo un agente judicial circula con su vehículo entre la multitud de manifestantes, llevándose por delante a uno de ellos. Desde Occupy London critican que la Policía facilitó la huida del agente despejando su camino.

Versión corroborada por el reportero Jules Mattsson a través de su cuenta de Twitter. Mattsson fue golpeado y amenazado por el agente judicial huido, del que Alan Smith, director de Rossendales (la compañía privada adjudicataria de la contrata de agentes judiciales tanto para el Tribunal Supremo como otros juzgados menores), dijo que actuó en 'defensa propia'.

Un vídeo muestra a un agente que atropella con su coche a un indignado

Los hechos se han producido la misma semana en la que está previsto el desalojo de los apostados en el campamento original, el de la plaza de la catedral de San Pablo. Desde el propio templo se han promovido reuniones a tres bandas entre indignados, responsables de la City y de la Iglesia para buscar una solución. Sin embargo, la Corporación del barrio financiero, tras haber ganado 13 días atrás el juicio que obliga al desalojo de la plaza, esta semana es tajante: no habrá ningún tipo de concesión.

Parece excluida la posibilidad que barajaban los responsables de la catedral de ceder un espacio como punto de información a cambio de retirar el centenar de tiendas de campaña. Un portavoz de la City aseguró que 'el tiempo de conversar se ha acabado; hay una sentencia judicial y no nos corresponde a nosotros decir dónde se aplica y dónde no'.

No obstante, el movimiento aseguró ayer que la City se ha comprometido a no ejecutar el desalojo antes del 13 de febrero, fecha en la que Occupy London presentará el recurso en la Corte.