Publicado: 22.09.2015 12:48 |Actualizado: 22.09.2015 12:48

La OCDE prevé que la ola masiva de inmigrantes continuará en Europa

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico vaticina que un millón de personas podría solicitar asilo en el continente durante este año y pronostica que de ellas, entre 350.000 y 450.000 serán refugiados. El organismo sostiene que los países de la UE tienen "la obligación y la capacidad para hacer frente a esta crisis trágica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Refugiados

Más llegadas, más países de origen y nuevas rutas hacen a esta crisis distinta a la vivida en los 1990./ EUROPA PRESS

PARÍS.- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha instado este miércoles a Europa a producir con urgencia una respuesta coordinada con el fin de abordar el éxodo masivo de refugiados provenientes de Siria e Irak, y urge a los Estados miembros que las medidas que sean acordadas tendrán que ser ampliadas y reforzadas como parte de un ajuste más amplio en política inmigratoria a largo plazo.

En un llamamiento hecho en el marco de conversaciones entre los países de la Unión Europea para zanjar las profundas diferencias sobre cómo abordar el drama de la inmigración, la OCDE ha dicho que la llegada masiva de inmigrantes va a continuar ya que prevé que un millón de personas podrían solicitar asilo en Europa este año -más que en cualquier otro momento desde la Segunda Guerra Mundial- y agregó que de este millón de personas, probablemente entre 350.000 a 450.000 obtendrán asilo.

"Europa tiene la obligación y la capacidad para hacer frente a esta crisis trágica y sin precedentes", ha dicho la organización con sede en París, que ofrece asesoramiento sobre políticas a los países industrializados.



Un fracaso en acordar un plan conjunto de emergencia sumado a una política modernizada a largo plazo para la integración de los inmigrantes podría avivar el temor de los extranjeros que explica en parte la falta de acción de los gobiernos a la fecha, dijo la OCDE en un reporte anual.

Mientras que Europa tuvo mejores estructuras legales e institucionales para hacer frente a la huida masiva de aquellos que huyeron desde la ex Yugoslavia a principios de la década de 1990, países como Polonia, Hungría y Bulgaria necesitan ayuda financiera de los otros socios de la UE para enfrentar la situación.

"Esta es claramente una situación de emergencia que requiere una respuesta coordinada a nivel tanto europeo como mundial", sostiene la OCDE. "La ansiedad respecto a las cuestiones de inmigración ha alcanzado nuevos máximos y el sentimiento anti-inmigrantes se está extendiendo", indicó.

"El fracaso en anticipar las tendencias actuales podría tener un efecto muy perjudicial en la confianza y, en última instancia, en la capacidad para adaptar las respuestas de políticas de emergencia, pero también, de manera más general, para adaptar los sistemas de gestión de inmigración según sea necesario", agregó.

En este momento es crucial un procesamiento rápido de las solicitudes de asilo, así como un reparto acordado de refugiados en los países de la UE, dijo la OCDE, ante el millón de personas que puede llegar este año al continente. Esta cantidad es mucho mayor que la cuota principal de 120.000 que la Comisión Europea está tratando de conseguir que los gobiernos de la UE reciban en los próximos dos años.

Las políticas migratorias son más restrictivas

La OCDE ha advertido de que las políticas de migratorias, en general, se han vuelto más restrictiva en los países industrializados en los últimos años, con muchos países que asumen cuotas y que imponen condiciones más estrictas a las familias, centrándose en los trabajadores más cualificados.

Sin embargo, la organización subraya que la prioridad inmediata es el reparto de los refugiados provenientes de las zonas de guerra. Los países ricos deben adaptar sus políticas de migración a largo plazo, donde uno de cada 10 migrantes a los países de la OCDE es de China y casi uno de cada 20 de la India, ha señalado.

La OCDE ha dicho que esta oleada migratoria -incluyendo los inmigrantes económicos, au pairs y los trabajadores de temporada, por ejemplo- probablemente alcanzaría un récord en 2015 en los 34 países miembros que conforman la organización.

Alrededor de 800.000 solicitudes de asilo fueron registradas entre los países de la OCDE en 2014, de las cuales 130.000 eran de ciudadanos sirios y 65.000 de iraquíes, según el informe de la organización.

Por su parte, Serbia, Afganistán y Eritrea, sumaron un total de 40.000 solicitudes de asilo cada uno; mientras que 15.000 ucranianos solicitaron asilo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ha pronosticado que cerca de un millón de personas podría solicitar asilo durante el 2015.

Los últimos datos mostraron que más de 330.000 inmigrantes llegaron a Europa a través del mar en los ocho primeros meses: 210.000 con destino a Grecia y 120.000 con destino a Italia.

Asimismo, y con respecto a los cruces ilegales de las fronteras, se ha detectado en el mismo periodo casi el doble del nivel en el conjunto de 2014. 

La OCDE alude a los votantes a preocuparse por la integración y el fracaso de los gobiernos para lograr un consenso sobre un tema que en los últimos años jugados en manos de los partidos anti-inmigrantes como el Frente Nacional de Francia.

"La migración ha sido el mayor motor del crecimiento demográfico de la Unión Europea en su conjunto desde mediados de la década de 1990", dijo. "Se trata de llegar a ser el único", concluyó.

ACNUR eleva a 477.906 los inmigrantes que llegaron a Europa este año

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha elevado a 477.906 los inmigrantes y refugiados que han llegado a territorio europeo en lo que va de año, al tiempo que ha advertido de que la reubicación de 120.000 refugiados que estudia la Unión Europea no es suficiente si no se ponen más medios para afrontar la crisis migratoria.

"Un programa de realojamiento solo, en esta fase de la crisis, no será suficiente para estabilizar la situación", ha afirmado Melissa Fleming, portavoz de ACNUR. Según las estimaciones de Naciones Unidas, 477.906 inmigrantes han llegado a Europa en 2015.

El mensaje de ACNUR llega el mismo día en que los ministros de Interior de la Unión Europea están estudiando una propuesta para realojar a 120.000 refugiados que ya se encuentran en territorio comunitario.